Los inicios, la tradición y las últimas tecnologías en la relación de la música con las artes visuales

Klang: inicios de la música electrónica y concreta en Argentina. Artistas varios en CCK desde el sábado 15 de julio de 2017 hasta el jueves 31 de agosto de 2017.

Klang busca generar un puente entre los inicios, la tradición y las últimas tecnologías– propone diferentes recorridos, y subraya la relación de la música con las artes visuales, el diseño, la industria y la educación académica.



Una línea cronológica muestra el crecimiento de las experiencias de música concreta y electrónica en diferentes puntos de nuestro país (Buenos Aires, Córdoba, Mendoza), en paralelo con su evolución en el mundo. Por otro lado, cuatro cubos, pensados como bloques temáticos, proponen un espacio para la inmersión en universos sonoros y visuales diversas, cada uno según una etapa de esta evolución y a través de la luz y el sonido:

Concretos y electrónicos (1954/1958) presenta las dos tendencias musicales, con posturas estéticas antagónicas, que definieron los comienzos de esta revolución, e incluye el estreno mundial de una reelaboración (basada en documentos) hecha por Francisco Kröpfl, uno de los iniciadores de ambas tendencias, de la obra escrita por Mauricio Kagel para la Torre de América, instalada en Mendoza en 1954.



Fonología (1958/1973) se centra en el Estudio de Fonología Musical, primer laboratorio estable de música electrónica en América Latina, fundado por Kröpfl en 1958 y que funcionó en el Laboratorio de Mediciones Acústicas del Instituto de Tecnología, de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UBA.



Agens (1962/1966) evoca la primera agencia que elaboró un plan de servicio integrado de comunicación para la empresa SIAM Di Tella, y en la que se interconectaron el diseño industrial, el diseño gráfico, la redacción de publicidad, TV-espectáculos y el diseño sonoro. Agens trascendió los proyectos iniciales y terminó perfilándose como productora de una serie de eventos culturales.



Di Tella (1964/1971) pone el foco en el Centro Latinoamericano de Altos Estudios Musicales (CLAEM), dirigido por Alberto Ginastera, que funcionó en el Instituto T. Di Tella y que contó con el laboratorio de música electrónica más avanzado de América Latina, luego de las innovaciones que Fernando von Reichenbach realizó entre 1966-67.




La muestra reúne instrumental y documentación sonora del Laboratorio de Investigación y Producción Musical (LIPM) del Centro Cultural Recoleta y de la Fundación Música y Tecnología, además de documentación gráfica de la Fundación IDA (Investigación en Diseño Argentino). Los documentos incluyen material audiovisual, fotografías, partituras y gráficas que reflejan las distintas etapas de la creación en estas disciplinas.


CCK Sarmiento 151 - CABA sala 614 @elCCKoficial

compartir
Con el apoyo de