Un recorrido por los últimos diez años de producción de la artista Ana Gallardo

Un lugar para vivir cuando seamos viejos. Ana Gallardo en Museo Moderno desde el sábado 28 de noviembre de 2015 hasta el lunes 11 de abril de 2016.

A través de obras en diversos soportes -dibujos, videos, instalaciones y registros de acciones- que se multiplican en el espacio expositivo de manera expansiva -por tratarse de series o proyectos de largo aliento-, Gallardo establece una tensión personalísima entre vivencias íntimas y problemáticas sociales, en contextos específicos de abandono o indiferencia, que la artista tenaz y humildemente busca transformar.



"En los actos cotidianos y las relaciones afectivas percibo hechos artísticos. En los momentos de intimidad y confianza siento que se produce lo que llamo obra", escribe la propia Gallardo, quien reflexiona sobre su obra poniendo sus pensamientos por escrito de manera permanente.

El trabajo de Gallardo constituye un gran entramado afectivo e íntimo de historias personales, a veces ligado a sus propias vivencias –en sus obras CV laboral (2009), Casa rodante (2007), Mi tío Eduardo (2006), Mi padre (2007)-; otras, ligado a pequeños núcleos sociales, marginados, invisibilizados, que la artista ilumina con contundencia –en sus obras A boca de jarro (2009), Identikit (2009), y en el conjunto de obras que reunió en su exposición "Sicaria" (2012)-.

Su gran proyecto abarcador, Un lugar para vivir cuando seamos viejos -que da nombre a esta exposición- reúne una multitud de prácticas que encara con el objetivo de enfrentar el miedo a la muerte. La artista se conecta y aprende de los mayores, como lo demuestran las obras de su serie Acciones primarias, en las que Gallardo recibe clases de jubilados mayores de 70 años que finalmente se dedican a lo que siempre quisieron, como bailar danzón, baile japonés tradicional o cantar karaoke.

La exhibición concluye en la sala del segundo subsuelo del Moderno con su ambicioso proyecto de dibujo Boceto para la construcción de un paisaje: La Laguna de Zempoala: Una instalación deslumbrante, de largo aliento, que reúne obras creadas desde 2001 e incluso algunas creadas especialmente para esta exposición. Textos y dibujos en carbonilla de un paisaje monumental y frondoso, vinculado al recuerdo y la emoción de lo vivido en el sitio donde Gallardo resguardó las cenizas de su madre.





La muestra se puede visitar hasta este lunes 11 de abril de 2016.
El domingo 10 se realizará un recorrido por la muestra junto a la artista





Museo de Arte Moderno

en Avenida San 350 - CABA
@modernoba




Ana Gallardo nació en Rosario en 1958. Hija de inmigrantes españoles, su padre era poeta y su madre, pintora. A los siete años, después de que muere su madre, viaja a la ciudad de México, donde vive parte de su familia y adonde volverá una y otra vez a pasar largas temporadas. En 1966 se instala con su hermana en Torrelavega, Santander, España, y ambas ingresan en un colegio como pupilas hasta 1970. Durante los años 70, nuevamente oscila entre estadías en México y en Buenos Aires, donde finalmente inicia su formación artística en talleres particulares (Miguel Dávila, Víctor Grippo, Juan Doffo y otros).

En 1986, conforma el Grupo de la X junto con los artistas plásticos Jorge Macchi, Ernesto Ballesteros, Enrique Jezik, Carolina Antoniadis, Marita Causa, Andrea Racciatti, Gladis Néstor, Gustavo Figueroa, Juan Papparella y el videasta Martin Pels, por iniciativa del artista argentino Enio Iommi.

Una década más tarde abandona la pintura y comienza a producir piezas escultóricas e instalaciones que marcan un importante giro en su carrera y que se exhiben por primera en la exposición Material descartable en Juana de Arco, en 1999.

Gallardo realizó varias exposiciones individuales tanto en el país como en el exterior, entre las que se encuentran las presentadas en la galería Alberto Sendrós (2003, 2006 y 2009), la galería Ignacio Liprandi (2012 y 2014) y en el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (2009), los proyectos Apropiación de uso, desarrollado para Sam Arts Projects, París (2013) y Un lugar para vivir cuando seamos viejos en Parasol Unit, Londres (2012), entre otros. Entre sus exposiciones colectivas se destacan My Buenos Aires, La Maison Rouge, París y BP.15 Bienal de Performance, Buenos Aires (2015); Frestas - Trienal de Artes, Sorocaba, Brasil y The eternal traveller syndrome, Forest Centre Plus, Edimburgo, Reino Unido (2014); Artesur. Collective Fictions, Nouvelles Vagues, Palais de Tokyo, París (2013); Trienal Poli/Gráfica de San Juan, San Juan, Puerto Rico, Premio arteBA-Petrobras, arteBA, Buenos Aires, y Nuestros cuerpos, nuestras vidas, Museo de la memoria y tolerancia, México (2012); About Face: Portraiture as Subject, Blanton Museum of Arts, The University of Texas at Austin, Estados Unidos (2011); y Beginning with a Bang! From Confrontation to Intimacy, Americas Society, Nueva York, (2007), entre otras. Gallardo participó a su vez de residencias para artistas en Brasil, Estados Unidos, Argentina y México. Obtuvo diversos premios, entre los cuales se puede destacar el 1º Premio Fundación
Klemm a las Artes Visuales, Buenos Aires.

La producción de Gallardo también se ha expandido a la gestión y la curaduría, con diversos proyectos autogestionados que dieron espacio y visibilidad a nuevas generaciones de artistas y fomentaron el cruce intergeneracional mediante charlas y exposiciones. Entre sus últimos proyectos de este tenor se pueden mencionar Espacio Forest (2013) y La Verdi (2014-2015).

Su obra ha despertado un gran interés en los últimos años, lo que la ha llevado a participar en importantes exposiciones internacionales como la 56a Bienal Internacional de Venecia All the World’s Futures (2015), XI Bienal de Cuenca Ecuador (2011), la 29º Bienal Internacional de San Pablo Há sempre um copo de mar para um homem navegar (2010), y la 7a Bienal do Mercosul Grito e escuta (2009), entre otras.


compartir
Libros lentos sobre arte argentino. Editores: Santiago Villanueva y Nicolás Cuello.
Con el apoyo de