Sobre la generosidad en el arte

La tierra permance. Gala Berger en Jardín Oculto desde el viernes 18 de marzo de 2011 hasta el sábado 16 de abril de 2011.
o por qué Gala cambia pinturas por plantas

El término generosidad, aplicado al mundo del arte, nos puede hacer pensar en un número de posibilidades o escenarios: donaciones, galas, recaudación de fondos, mecenas, salas de museos con nombres de familias que han donado dinero a la institución, donantes platino, oro y plata, etc. En fin, la palabra tiende a describir situaciones a las que no siempre podemos acceder o incurrir en ellas. Ser generoso, después de todo, no siempre es fácil, ya que generalmente implica un desprendimiento de algo material, o anteponer el beneficio de otro por encima del propio. Entonces, ¿por qué los artistas están regalando cosas? O mejor dicho, ¿por qué Gala Berger está intercambiando pinturas por plantas?

Primero, nos situamos: un artista, Cotelito, a convocado a otra artista, Gala, para que, en el marco de un espacio comercial, lleve a cabo una exhibición. Segundo, comprendemos la dinámica de la acción: por la duración de la exhibición, el público podrá intercambiar una pintura por una planta. Así de simple. El precio usualmente atribuido a la obra de arte será transferido a las plantas y el que las quiera adquirir, deberá cuidar mucho de su nueva obra de arte. Después de todo, es una vida. La obra de Gala, siempre ligada a la naturaleza a través de los procesos y materiales utilizados, ahora queda intrínsecamente ligada a ella. Desde el agua de las Cataratas del Iguazú hasta pintura en aerosol, todo es naturaleza y sólo es intercambiable por más naturaleza.

Los conceptos de regalo y generosidad han sido objeto de estudio para filósofos y pensadores sociales, explorando sistemas que enfatizan otras prioridades que se alejan de las relaciones de capital tradicionales, incluso relacionándolas a economías de regalo y el hacer arte como un acto de regalar. Sin embargo, las prácticas artísticas que se han destacado desde hace ya décadas consisten en transferir un bien o un servicio directamente al espectador/participante de la obra de arte. Félix González Torres regala afiches y dulces. Rikrit Tiravanija convida a una comida o, en su actual muestra en Nueva York, serigrafía remeras gratuitamente. Carolina Caycedo ofrece intercambios de servicios. Marta Minujín repartió libros previamente prohibidos. Los ejemplos abundan, desde el grupo Haha con su trabajo con enfermos de SIDA, hasta la cooperación a través de la tecnología que propone Fran Ilich con su proyecto Diego de la Vega S.A. de C.V.. Más allá de consideraciones que involucren referencias a la estética relacional, recordemos que el intercambio que Gala lleva a cabo es de pinturas por plantas. Ella ha modificado la escala usual de sus obras para establecer un sistema de intercambio justo con un público que no siempre puede acceder a su obra de otra manera que no sea sólo mirándola.

Ser generoso en el campo de la creatividad está muy relacionado al código abierto y los nuevos medios; innovar desde la ingeniería hasta el arte. Si tomamos algunos postulados de Richard Florida sobre la Clase Creativa, estos individuos son innovadores en sus campos pero prefieren la búsqueda de experiencias interesantes que refuerzan sus identidades. Es decir, se prefiere dar y recibir disfrute, contribuir y formar parte de un aprendizaje colectivo antes que el lucro. Entre nuestras prácticas diarias está tomar las cosas prestadas, apoyar el copy left, y bajar música gratis desde la época de Napster en que nuestros modems eran de 56k. Sabemos lo que es trabajar solamente porque un proyecto nos emociona. Estamos en la época del Creative Commons, de la distribución de imágenes por Flickr y los músicos que regalan su música porque tal vez eso llene más sus recitales. La pintura, por consistir de piezas únicas, elude esas nuevas convenciones sobre la distribución de la obra. Cómo, entonces se puede ser un generoso con la pintura, si no es como lo hace Gala? En este intercambio de pinturas por plantas no se pretende una nueva economía; sabemos que de algo tendrá que vivir como artista. Esto es un acto de generosidad. La pintura sin fines de lucro.

- Marina Reyes Franco

-----------------------------------------------------------
Bibliografía:
-----------------------------------------------------------
Purves, Ted. What We Want Is Free: Generosity and Exchange in Recent Art. Albany, NY: State University of New York, 2005

Florida, R. The Rise of the Creative Class: And How it’s transforming work, leisure, community and everyday life. New York: Perseus Book Group, 2002

Fotos: vistas de exhibición - Pablo Rojas - www.taluego.com.ar / intercambios: Sofía Dourron, Jardín Oculto Galería

compartir
Con el apoyo de