Monumento | Matias Ercole en la galería Jorge López en Valencia, España

Monumento es un proyecto específico pensado para la apertura de esta nueva galería en España





Monumento, es el título de la primera exposición en València del artista argentino Matías Ercole.
Un proyecto ideado para el espacio específico de la galería Jorge López que reúne obras de diversos formatos. Imágenes en tinta y cera sobre papel entelado ocupan el espacio de la galería, en una competencia de escala con la arquitectura misma de la sala.
El trabajo de Ercole se asienta sobre la certeza de que el dibujo es capaz de hacer visible lo invisible y, en sus últimas obras se centra en el estudio de un personaje: la luz como eje de su sistema. A la que se aproxima simultáneamente desde diferentes abordajes, técnico, físico y poético. A través de ella se estructuran y confrontan visiones del mundo.
El paisaje es la iconografía central en la cual discurren sus investigaciones. En esta ocasión, en “Monumento”, la luz se vuelve “rara”. Una luz que el artista piensa propia de sus geografías. Alucinada, valorizando lo fuera de sí, la idea de locura y un exotismo desde el cual se ha pensado la América Latina.
Por todo ello, Pablo Gianera define la luz de las obras de Ercole como “el personaje por excelencia de los trabajos del artista”.

"Monumento es la prolongación de las muestras precedentes de Ercole: Re,Visión (2019), en la galería de arte Munar de Buenos Aires, y Futurismos (2021), en la Casa Argentina en Roma. Pero esta continuidad no proviene de la mera cronología: es una indagación poética que extrae consecuencias de cada fase. Los paisajes -los insondables paisajes- de Re,Visión tenían dos capas de tiempo en el mismo plano: el presente de la representación y sus reminiscencias, la evidencia de lo representado y la implicación (a la manera de signo) de una ausencia.

Esa existencia dúplice persiste en Monumento, aunque de un modo, se diría, más laberíntica. La luz sigue siendo el personaje por excelencia de los trabajos de Ercole. Pero, como si se tratara de una Bildunsgroman, ese personaje tiene su propio desarrollo, su propio déadalo: encuentra ahora el color en sí mismo. En palabras del artista, “el color nace del elemento lumínico que estaba siendo evocado”. Como quien descubre algo en sí que de lo que está orgulloso, el color descubierto en la luz (y por la luz misma) no se esconde en un colorismo tímido. El descubrimiento quema. Los colores de Ercole son ahora rojo, amarillo, naranja, la completa coloración imaginaria del fuego."

(Fragmento del texto de la exhibición por Pablo Gianera)





Hasta el 17 de junio de 202 en Galería Jorge López (Calle Padre Jofre 26, Valencia - España)

compartir
Con el apoyo de