Aire | Manuel Molina en El Gran Vidrio (Córdoba)

Manuel_Molina_Aire._Collage_digital_2021.png

Aire es una instalación intermedial de sitio específico que reúne el trabajo del artista Manuel Molina durante un periodo de ocho años (2013-2021), bajo el nombre de Investigaciones adornianas. Este trabajo consistió en una exploración sensible del estado presente del material visual. A través del procedimiento de copiar otras imágenes, Molina produjo una suerte de monstruo visual, cuya sustancia es múltiple: hay pinturas, videos, dibujos, fotografías, objetos, acciones, instalaciones e intervenciones.

Aire propone una experiencia de inmersión en un mundo de imágenes y a su vez un momento de descanso al ojo. La imagen contemporánea se evapora en una variedad de imágenes en estado gaseoso, sobre la tierra, el cielo, el paisaje, la ciudad, la industria, el espacio público, la comunidad, el cuerpo, el lenguaje, la internet y la espiritualidad.


El aire fresco que respiramos
Por Carina Cagnolo

Aire, exposición de Manuel Molina en El Gran Vidrio, reúne un conjunto de piezas diversas producidas entre 2013 y 2021. Aire muestra el estado actual de Investigaciones adornianas, nombre del proceso de trabajo de ocho años en torno a algunos de los conceptos fundantes, tanto de las ideas del filósofo alemán Theodor Adorno sobre estética y arte, como de la articulación tensa entre el arte moderno y contemporáneo. La tachadura que presenta este nombre original es índice de la actualidad de la producción y de cierto estado de conclusión que propone Manuel sobre este proceso.

La muestra se compone en su “desarmado por partes y vuelto a armar”, que a la vez sostiene potentes y renovadas unidades de sentido. Reúne corpus parciales de obras de este tiempo. Aire funciona como una máquina de engranajes complejos, como un monstruo cuyos órganos confluyen en un cuerpo renacido. Esta gran maquinaria está constituida por las partes o reversiones de las distintas series de Investigaciones adornianas: Popstar, Ser devorado no duele, Baño público, Mímesis negra, Cuadro blanco sobre fondo blanco, Temporada Kandinsky, Todas las ideas con las que me he acostado, #prójimxs, Casi geometría, Telones, Hidra, Expresión de un (micro)horno, Aparecer, Archivo de los zafajes, El canto del rinoceronte, Cascabeles de papel. A ellas se suma un par de trabajos nuevos: Cielo de día, obra realizada por Molina durante el tiempo de pandemia y en coincidencia con su viaje a Alemania; y Géminis, una pieza que sintetiza la historia de este tiempo de trabajo y muestra las copias realizadas en cada serie.

Aire es fundamentalmente una gran instalación intermedial. Múltiples y divergentes materiales y medios se despliegan y entrecruzan: pintura, dibujo, escritura, performance, escultura, intervención de sitio específico (Aire en su totalidad es una instalación de sitio específico), vestimenta, joyería, libros de artista, archivo. Las intersecciones entre estos medios actúan como significantes múltiples, haciendo que el sentido explote y los significados se expandan.

Todas las piezas son copias parciales, múltiples o totales de otras obras de artistas contemporáneos, modernos o clásicos, o de las industrias culturales, o incluso de producciones culturales no hechas por artistas. La copia funciona como un programa de trabajo dentro de la producción, es la operación poética de la apropiación. No hay disimulo en el acto de copiar. Manuel copia con la conciencia profana de ingresar una obra existente al interior de un proceso artístico nuevo. No hay homenaje, ni gesto celebratorio. Hay sí un sentido democrático en la afirmación de que la cultura es una construcción en común. Como toda apropiación, la copia en algunos casos se contrapone a la idea de autoría artística como espacio indiscutible de individualidad; apela, en cambio, a una subjetividad que se nutre en otres sin desconocerlo. Y así discute las posiciones verticales de éxito o fracaso, centro o periferia.
Aire connota respiro, atmósfera, apertura, cielo. Aire es el conjunto fluctuante y fragmentario de Investigaciones adornianas; es un despliegue diverso de imágenes en estado gaseoso. Nunca, quizás, como en este tiempo extraño comprendimos tan cabalmente la experiencia vital de respirar. Aire es, en un sentido pleno, un renovado estado de vitalidad, profuso y complejo, meditativo y silente; profundamente consciente del aire fresco que respiramos.

Inaugura el viernes 26 de noviembre de 2021
El Gran vidrio (Humberto Primo 497 - Córdoba)
De LU a VI de 11:30 a 17:30 h
Hasta el 25 de febrero de 2022



Manuel Molina. Trabaja como artista visual y filósofx del arte en la ciudad de Córdoba. Licenciadx en Pintura y Doctorx en Artes por la Universidad Nacional de Córdoba, trabajó los últimos dos años en Frankfurt del Meno junto a la filósofa alemana Juliane Rebentisch, en su libro sobre la filosofía del arte de Theodor W. Adorno. La última muestra individual, “Todas las ideas con las que me he acostado”, la realizó en Móvil (Buenos Aires) en 2017, curada por Cuauhtémoc Medina, Solana Molina Viamonte y Alejandra Aguado. Desde 2012 trabaja junto a Carina Cagnolo en el proceso intermedial Investigaciones adornianas. Actualmente investiga la imagen digital con una beca de posdoctorado de CONICET. Manuel Molina es unx artista representado por El Gran Vidrio, galería de arte contemporáneo.

Carina Cagnolo. Curadora independiente. Profesora titular de las cátedras Procesos de producción y análisis II: Medios Múltiples y Gestión y posproducción artística, en la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Córdoba. Investigadora en el ámbito de la UNC. Miembro de la Asociación Argentina de Críticos de Arte.


gravV.jpeg Manuel_Molina_fotografia_de_Popstar-_Single_ladies_video-documental_Cordoba_2015.jpeg Manuel_Molina_Fotografia_de_Todas_las_ideas_con_las_que_me_he_acostado_instalacion_Buenos_Aires_2017.jpeg
compartir
Con el apoyo de