Melisa Rheingrüber y Maxi Murad en Moria



María Malandro de Melisa Rheingrüber

Maria Malandro es una identidad proyectada, una otredad que habilita interconexiones estéticas poco probables que conviven radicalmente, una heroína linyera del tercer mundo. Sin miedo a fagocitar los contrastes y estridencias que generan las diferencias de poder, Melisa Rheingrüber se sirve de la paleta de colores que propone el funk carioca para pintar con falsa inocencia un estado violento de las cosas

Las pinturas se erigen alrededor de una comunidad de udus dotados de ánima que gritan en silencio, cantan sus lamentos, lloran de alegría y nos generan una ternura siniestra. Ladrillo por ladrillo, a la velocidad de los hongos, la artista construye un universo visual tan mágico como lógico, imposible y -al mismo tiempo- anclado a las arenas movedizas de la realidad

Textos: Fernanda Laguna y Caio Silva








<´\|> ~~)¤{ de Maxi Murad

(...) esa baldosa es para quienes puedan llegar a entender la simetría como algo salvaje. La simetría como algo salvaje y la repetición de un ícono sobre una pared o sobre una baldosa como un “yo calcáreo” desplegado más allá de toda cosa viviente y capaz de dar identidad a un grupo, a una pandilla, a una marca, a una secta o también a un grupo de estrellas. (...)

Curaduría y texto: Marcelo Galindo

Hasta el 30 de diciembre de 2021 en Moria (Thames 608 - CABA)







compartir
Con el apoyo de