Persona 5, un cortometraje de Ulises Conti sobre adolescentes adictos a los videojuegos

El compositor y artista sonoro Ulises Conti además de tener una prolífica carrera como músico, y haber publicado tres libros por Mansalva, dirige el sello discográfico Metamusica, compuso más de 50 bandas de sonido, y ahora filmó su primer película: Persona 5, un cortometraje acerca de un grupo de amigos adolescentes adictos a los videojuegos. Filmado en Japón en una sola locación, la cámara registra cómo los protagonistas dedican sus horas a gastar todo su dinero en una pasión que se convierte en el hábito que los destruye.




¿Cómo llegaste a filmar Persona 5?

Lo más llamativo del proceso creativo era no tener un proceso creativo a priori. Durante varios años me dediqué a Sonidos encontrados una obra audiovisual que tiene como premisa salir a caminar sin un lugar determinado a grabar sonidos y complementariamente filmar un plano general del lugar que generara ese sonido, ya sea un edificio, una turbina o un cartel de neon. Ese trabajo me permitió entender un poco mejor mis ideas cinematográficas para cambiar los roles y jerarquías en el cine ente sonido e imagen. En Persona 5 mi idea fue, por un lado, sostener esa deriva a la hora de filmar, sin saber con lo que iba a encontrarme y a su vez agregar un factor que no estuviera ligado al mundo sonoro, sino a contar una historia de una manera mas convencional y formalmente más narrativa.
No había un tema preconcebido, sin embargo estaba muy presente el deseo de salir a la calle en busca de imágenes y situaciones que me cautivaran, tenía la certeza de que algo bueno iba a suceder.

¿Cómo se dio esa situación?

Estaba de gira en Japón presentando Los efímeros un disco orquestal que grabé en 2018 y un proyecto que se llama Caminar y escuchar, que es una caminata grupal y silenciosa por un lugar predeterminado de una ciudad, un proyecto que hace varios años que hago en diferentes países con el propósito de expandir la conciencia en los sonidos que nos rodean, entonces le pedí a mi editor del sello discográfico japonés Flau Records, Yasuhiko Fukuzono, posteriormente productor de la película, que me diera unos días libres en Tokio con el propósito de poder salir a filmar sin rumbo. Al segundo día de estar filmando, encontré el lugar y los personajes que vemos en la película. Inmediatamente supe que era eso lo que tenía que contar.

¿Por qué te interesaron las salas recreativas y la adicción a los juegos como objeto de investigación y posterior obra?

Cuando era chico lo que más me gustaba era faltar al colegio y pasar los días con amigos en salas de video juegos o Arcades, hay algo muy llamativo en esos espacios que está relacionado a la puesta en escena, a la luz, la arquitectura, las maquinas y en cómo pasa el tiempo cuando estás ahí adentro. Son lugares románticos y misteriosos. No me interesa en particular la cultura gamer, a pesar de que la película terminó siendo como un presagio de que mi hijo se convertiría en un fanático de los
videos juegos.
En relación a las adicciones, en El malestar en la cultura, Freud dice que la supervivencia de la cultura occidental en relación a su insatisfacción está anclada en las drogas, la religion, la ciencia o el arte. Sin haberme psicoanalizado nunca, supongo que es una gran verdad.

¿Cuáles fueron los resultados de la experiencia de estar detrás de cámara?

La película la filmé con un teléfono y una grabador Tascam, junto un equipo de trabajo muy reducido. Es un atentado al cine industrial, una respuesta que da cuenta de que no necesitas una comunidad de esclavos para filmar una escena o contar una historia. El corto tuvo un destino inesperado y feliz,
Lisandro Alonso, uno de mis directores favoritos me ayudó con ideas y recursos para terminar la postproducción y finalmente la película fue parte de festivales como Gijon, donde fue su estreno Europeo y donde además tuve el privilegio de tocar en la Gala de inauguración ante un montón de estrellas del mundo del cine internacional, el corto también quedó seleccionado en Rotterdam, Márgenes de Madrid, Mar del Plata, México y Film at Lincoln Center en New York, entre muchos otros festivales.

La película prácticamente no tiene música, ¿por qué decidiste publicar un Soundtrack?

Paradójicamente las ideas para el soundtrack iban creciendo a medida que también crecía la idea de que la película no tuviera música. Cuando quise darme cuenta había compuesto más de 20 tracks, todos producidos con Félix Cristiani, algunos de ellos fueron a parar al disco, otros fueron a un correccional que tengo en un disco rígido con cientos de temas detenidos. Con el tiempo pienso que la música de este proyecto está emancipada de la película, que su música está en el diseño de
sonido que hicimos con el sonidista Catriel Vildosola. Walter Benjamin en algún momento escribió que al ejecutar sus cuadros, cada pintor comienza por el sitio en que siente más implicados sus estímulos, quizás algo así ocurrió en el proceso de creación de Persona 5. Todo el sonido que emerge de los videos juegos es la verdadera música de la película.
Algo similar a lo que sucede con el guión, creo que puede leerse como un extenso poema por fuera de la película.



PERSONA 5 from Angelica Films on Vimeo.


Banda de sonido Persona 5 - publicado por Metamúsica.

Metamusica es un sello discográfico curado por Ulises Conti, donde se publican proyectos en diferentes formatos. Su propuesta editorial está signada por diferentes géneros y estilos. En muchos de los casos, los discos publicados no pertenecen a músicos o compositores, sino a artistas de otras disciplinas con marcadas inquietudes musicales.





compartir