Colectiva Tegumento | Chongo Futbolista, Flavia Da Rin, Lola Orge Benech, Facundo Belén, entre otrxs

JimenaTravaglio_SinTitulo_SeriePsicoFace_100x70_2020.jpg

Tegumento. Como la capa de protección interna y externa que nos cubre y protege del afuera, de las distintas vivencias que habitamos, de los sentires intensos que nos trasladan a lugares oscuros, infinitos, sin fondo. Como un ácido lisérgico que te arrastra en bucle al fondo y no te deja salir.

El tiempo pasa rápido, el sudor frío recorre los cuerpos, una voz en lo profundo nos conecta entre sí. Las escuchas, como un tentempié, traspasan lo individual y son un sentir colectivo. Es un hábitat común de las sensaciones, caricias, amores perdidos o encontrados, mudados, callados, olvidados, dolidos. La metamorfosis acompaña, habita durante el día en los ojos y cada noche atrás de las orejas, transita en las esporas de la piel, debajo de las uñas. La mutación nos encuentra con otros cuerpos,
en un espacio en blanco, donde somos todos extraños, incluso nosotrxs mismos.

Al tiempo en la oscuridad el sonido atomiza; las ramificaciones se oyen como el ruido del mar rompiendo la ola contra las piedras, creando una espuma blanca, húmeda, una especie cryptomphalus aspersus de cualquier caracol. Deja un rastro rugoso, áspero al tacto pero de buen sabor.

Estaba sucediendo una alineación óptima de las secuencias entre células antropomorfas, y de pronto se regenera la sensitividad, la hiposmia desaparece, el hipocampo depura y la memoria colectiva resurge. Vuelven en sí, ya no están débiles, notan sus extremidades, pero no las conocen, se elevan torpemente y se cruzan entre ellxs. Suavemente empiezan a notar su alrededor, lo lejano no es tan lejano, el olvido se vuelve memoria.

Las extremidades corpóreas chocan, golpean la realidad y tambalean y se vuelven un camino vivido. Los sentidos estaban alterados: la transición sucedió.
Las obras hablan, los colores se huelen, las miradas exclaman, los seres sesgadxs de estambre tropiezan, se atraen y se polinizan. Buscaban fundirse, envolverse en lo orgánico de sus pieles formando un tegumento sólido. Encontraron la fortaleza en lo colectivo. Se unieron. Ahora son une, se cuidan del afuera, del hábitat hostil que a veces los rodea. Se protegen a partir de una generación de plasmatisato natural que luego de pasar del estado líquido, se solidifica y se transforma en espinas
curvas. Emerge entonces una barricada hermosa y filosa. Sus heridas crean una estructura orgánica, suave como terciopelo, áspera como el asfalto.

Adentro ya es mañana y hay un nuevo y propio ecosistema: seguro, sin amenazas, verde, acuático y orgánico. Y se conectan entre sí. En silencio. Y a los gritos.

Por Maca Zimmermann (Curadora)

Participan: Flavia Da Rin, Marco Pimentel, Jimena Travaglio, Facundo Belén, Jazmín Kullock, Nicolás Said, Agustina Salomón, Belén Boeris, Chongo Futbolista, Lola Orge Benech, Álvaro, Cecilia Catalin y Victoria Young.

Hasta el jueves 11 de marzo de 2021 a las 19hs en Fundación El Mirador (Brasil 301 esq Balcarce – San Telmo)

NicolasSaid_Prena_40x30_2021.jpg AgustinaSalomon_sintitulo_50x70_2020.jpg nicolasSeid.jpg Jazmin_Kullock.jpg Marco_Pimentel.jpg Travaglio.jpg Facundo_Belen.jpg Jazmin_Kullock.jpg
compartir