Lola Orge Benech en el espacio Para vos... Norma mía!

Hay un método sencillo que Emilio Renart pensó en los años ochenta para desarrollar los afectos en la obra. Creó cinco categorías desde las cuales se podía generar cercanía con los objetos, para hablar más fácilmente de los trabajos propios o de otrxs: Mi entorno, El entorno y yo, Mis sentidos, Mi cuerpo, Mis pensamientos.
Acá voy a tratar de usar esas categorías para ver las obras de Lola Orge Benech que se presentan en este octubre de 2020 en Norma Mía.

Mi cuerpo: con las manos medimos lo que es grande y pequeño, también las distancias y trasladamos una medida de un lugar a otro. Son nuestras reglas, los dedos la unidad de medida. Los objetos que une o ensambla Lola tienen a veces una escala contraria a la de las manos. Toman con la distancia entre dos dedos una medida y la trasladan a superficies plateadas y cosas reales que se acomodan juntas.

El entorno y yo: son lugares preparados para algo, arrinconados, para agacharse o flexionarse. Lugares compartidos para actividades, descubrimientos. Pequeños diseños, arquitectura, diseño de interiores, salones de fiestas, la parte de atrás del altar. Pequeños depósitos, montados sobre el terreno, maquetas y planes. Desde los lujosos enconchados hasta la decoración con flores secas enmarcadas. Modificar algo de los materiales para que lo pequeño tenga ecos inesperados. Que también jugar con los objetos es una manera de cambiarnos a nosotrxs.
Lola pensó estas obras en Santa Fe en los primeros 3 meses de la cuarentena, en el campo, rodeada de naturaleza, y formó estos seres como un modo de compañía. Lola habla de “manifestar mis dibujos en el mundo material”.

Mi entorno: las esculturas de Alberto Heredia, cuando las lleva a la calle, y como usa las manos David Hammons en la vereda, quien decía que cuando encontrás un objeto la obra ya está a medio camino, solo es cuestión de trabajar lo menos posible. Las piezas pequeñas de prueba variadas de Eva Hesse, que son más reuniones de materiales o esculturas por hacerse, y los colgantes de Sol Pipkin, que tienen tiempo de vida, que están hechos con materiales orgánicos y que a veces hay que cerrar los ojos, los altares y ceremonias de Alfredo Portillos, con velas, enormes y olvidados.

Mi cuerpo: fundamentalmente la obra autoerótica.

Mis pensamientos: caminar toda la noche.

Lola Orge Benech curada por Santiago Villanueva

También inauguró en Para vos... Norma mía! la muestra de Benjamin Solari Parravicini curada por Andrés Piña.

Del 3 de octubre al 3 de noviembre de 2020

Un recorrido por las muestras en IGTV

IG @paravosnormamia

















compartir