Sagrado Corazón de De Loof

¿Sentiste hablar de mí?. Sergio De Loof en Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (MAMBA) desde el jueves 28 de noviembre de 2019 hasta el lunes 20 de abril de 2020.
Sobre ¿Sentiste hablar de mí? de Sergio Marcelo De Loof. Por Emiliano D'Amato Mateo

Podría escribir una clásica reseña sobre el cisne que, diez años atrás, me envió una solicitud de amistad, pero el título de su muestra ¿Sentiste hablar de mí? me interpelaba desde otro lugar, me invitaba a pensar de qué modo podía contar lo que sentí cuando sentí hablar de él y salió algo que considero tiene la esencia DeLoofiana:

Sergio,
Sergio Marcelo,
Sergio Marcelo De,
Sergio Marcelo De Loof.

En bolas en Bolivia,
en Bolivia en Bolas,
mates y boleadoras.
Strike a pose,
Look around everywhere you turn is heartache
It's everywhere that you go
{look around}.

La pena verde pastel,
la pena verde hospital,
la pena verde casilla, cotolengo,
con una esfera de cristal,
come on, vogue
let your body move to the music {move to the music}.

Encarnación de la grieta,
un mismo cuerpo,
un mismo lugar,
Mercedes y Madonna
salen juntas a tomar,
beauty's where you find it,
not just where you bump and grind it.

La Grieta Garbo,
princesa y bruja,
collage herrumbrado,
con brillo de burbuja.
It makes no difference if you're black or white,
If you're a boy or a girl,
If the music's pumping it will give you new life
You're a superstar, yes, that's what you are, you know it.

Estigma rosa,
crónico atemporal,
viajes en taxi,
trágico total,
You try everything you can to escape
The pain of life that you know {life that you know}.

Blanca, Blanquita,
divina, inmaculada,
tu amor infinito
protege a De Loof como una espada.

Bolivia, El Cairo,
El Sheik, Ave Porco,
Morocco y El Dorado,
sudor tornasolado.

Antes de la sed social,
después de la media red social,
wisky, puchos y bolsitas,
madrugada demencial.

Mansión de oscuridad,
prisionero del hombre dinero,
amor y obsesión,
un amargo y dulce veneno.

Cholas y cholos,
anónimas y anónimos,
mega stars low cost,
desfilan atónitos.

Fibrón gastado por el tiempo el corazón,
palabras sueltas,
enmarcadas,
podrían formar una sacra canción.

Cristo De Loof y La Dios,
samban en el Copacabana,
graban un reality
debajo de una sábana,
hey, hey, hey
Let your body go with the flow {go with the flow}
You know you can do it !!!

compartir