Pandemia de obesidad: desmembramiento de Nestlé, Kellogg´s y Coca-Cola Company

Nociones empíricas de moralina grasosa versus monopolios multimillonarios

No eres gorda/ eres ancha de caderas/
la que adelgaza/ es una gorda traicionera.

La Ogra

Somos responsables de lo que compramos, no de lo que comemos. ¿Alguien podría poner las manos en el fuego, asegurando que sus galletas de arroz sin sal agregada en verdad no contienen grasas trans, o por el pan integral lactal asegurando que no tiene fructosa?

La pandemia de obesidad está causada en primer lugar por la Industria Alimentaria, vale decir: semillas alteradas + agroquímicos + la post producción (quitar las fibras y agregar sal y azúcares a grasas trans).

Es una falacia que desde el cinismo de las etiquetas en los paquetes se refieran a “porciones”. Dan a entender que si la ración de galletitas de chocolate es de tres unidades y comés todo el paquete, es tu responsabilidad. La nutricionista Diana Kabbache sostiene que las grasas trans con azúcar y/o sal agregados en dosis justas, mejoran la textura y el sabor de los alimentos, haciendo que no puedas parar de comer. De esa manera, se estimulan los circuitos de recompensa y generan adicción; desequilibran la leptina, hormona que regula el apetito. No puede existir el concepto de “porción” en esas condiciones.

Si a esto le agregamos la presión social de la Industria de la Moda por estar debajo del IMC ideal, se crea, según Enric Corbera, un Conflicto de Silueta.

Pero si no querés engordar, podés vomitar. O no comer.

Una de las primeras soluciones para alejarse de la obesidad, es declararle la guerra anarquista a la Industria Alimentaria y dejar de consumir cosas procesadas. Pero eso lleva al otro lado, la delgadez que sí es aceptada por el tradiciOnalismO dOminante. Entonces, ¿se es anarquista para en verdad pertenecer al sistema?

En la película Bohemian Rhapsody (Singer/Fletcher, 2018), era pertinente imaginar la escena en la que el médico le anuncia a Freddy Mercury que es HIV positivo (en un momento donde era una sentencia de muerte), por otro diagnóstico: “Ud. tiene obesidad y la glucosa y los triglicéridos altos”. ¿Se hubiera generado una escena dramática y melancólica como la que se logró? No, porque los espectadores sentados en sus butacas hubieran pensado: “Freddy, dirty fat pig, dejá de comer”.

La obesidad es un problema que atañe a las personas “que no obedecen”. Sin embargo, comer cosas procesadas obligados por los mismos alimentos, no es algo libre. Los gordxs “no obedecen” a la Industria de la Moda, pero ¿cómo se sienten con respecto a eso? Si quisieran ser delgadOs, en verdad querrían pertenecer al sistema, solo que no pueden.

Tanto los nutricionistas como los endocrinólogos miden los progresos de sus pacientes pesándolos: ¿no estarían incentivándolos a ser bulímicos? Porque si vomitás lo que comés, adelgazás. Asocian el peso a la salud y no están 100% relacionados necesariamente. Cuando te pesan te están juzgando.

Desobediencia gorda

Por supuesto que hay mujeres [sic] que necesitan perder peso, pero en muchos casos me he encontrado con que el sobrepeso no era el problema, sino la falta de fuerza (no conseguían hacer más de dos flexiones seguidas) o la falta de resistencia cardiovascular (no conseguían correr más de 20 minutos seguidos). Por eso es muy importante que en vez de medir tu cuerpo por lo que pesa en la balanza, lo midas por lo que puede hacer.
Fernando Sartorius (Entrenador personal)

Una mujer nunca será lo bastante flaca. Cuando Cuqui hizo las fotos GORDAS BELLEZA HEGEMÓNICA (2018/19), medía 1,54 m y pesaba entre 91 y 85 kilos. Tenía el azúcar levemente alto luego de una Curva de Glucosa y también el colesterol LDL, o sea que se la podría catalogar clínicamente como “enferma”. Sin embargo, cuando ella pesaba 25 kg menos diez años antes, también era considerada gorda. ¿Entonces? ¿Qué diferencia hay para ella entre pesar 25 kg más o 25 kg menos a nivel social?

Virgine Despentes en Teoría King Kong dice algo importante: no se le ocurrió sacar su navaja para intentar defenderse al ser abusada sexualmente, pero con el tiempo se dio cuenta de que si sus agresores le hubieran querido robar la campera que llevaba puesta, sí la hubiera protegido. Mujeres educadas para ser violadas. El problema del gordx es si agacha la cabeza como si de verdad creyera que ha hecho algo mal, si el gOrdOfÓbicO fuera él.

Nosotros no comemos, nos venden la comida. ¿Cuántos millones ganan los fabricantes de galletitas? Con ese nivel de ganancias, ¿todavía se puede seguir creyendo que la responsabilidad es de los consumidores? ¿Y si la Cajita Feliz viniera sin juguetes, y el agua, el té y las ensaladas sí trajeran regalos? No solo a los alimentos, también hay que resistirse a las publicidades multimillonarias. Es un problema de salud pública, no de dejadez individual.

Frutas y verduras deformes

¿Cómo puede haber más de 2.000 millones de personas con sobrepeso u obesidad? ¿Cómo pueden los Ministros de Salud y algunos médicos (financiados por la Industria Alimentaria) decir que el azúcar no tiene incidencia en la pandemia? Michelle Obama aceptó que multinacionales como Nestlé y Kellogg´s, entre otras, financiaran la campaña “Let´s move” y con ese acto le declaró la muerte a su propia iniciativa.

Hay un modo de liberación alimentaria y es el anarquismo, como dice la nutricionista Joan Gossow: “Negarse a comprar nada de las grandes empresas”, donde también entra el mostrarse “viejx” (mayor de 25 años) / “gordx” (por no tener un cuerpo esquelético). Y teniendo cuidado de no caer en el puritanismo de los alimentos orgánicos: “yo como sano”. Si los logros no son colectivos, ¿no es en verdad “haber ganado”, seguir compitiendo, una cuestión individualista?

No binaries / duales

¿Por qué manejarse con el binarismO gordx/flacO? Si no sos flacO, sos gordx y viceversa.

Paul B. Preciado dice: “No creo que exista la feminidad ni la masculinidad, solo son ficciones políticas normativas”. Se podría enunciar lo mismo acerca de la gordurx: cambiando “feminidad” por “obesidad” y “masculinidad” por “delgadez”.

Gordxs trans, flacOs cis.

Sobre moralistas: sale a sermonear el mOjigatO que tienen en su interior

Si hubiera visto un cuerpo como el mío en Cosmopolitan cuando era niña, me habría cambiado la vida.
Tess Holliday (Modelo de talla grande)

Tess Holliday es obesa, si pudiera adelgazar ya lo hubiera hecho. O si le interesara. ¿Qué les importa a los demás si llegará a los 60 años de edad o no? ¿Desde cuándo a un juzgadOr le interesa la salud de otra persona? Lo importante es que ella no se esconde. ¿Estarían más cÓmOdOs si estuviera encerrada en su casa o avergonzada bajo un gran trapo negro?

Las personas que rechazan a Tess Holliday por cuestiones de “salud”, de “ser un mal ejemplo”, entonces también deberían rechazar las imágenes de Lady Di del día de su boda porque era bulímica.

Contemplar a Tess proporciona tranquilidad, tal vez porque no es una exigencia ser gorda. De alguna manera, las imágenes de mujeres mayores de 70 años luciendo felices consigo mismas no estimulan las ansias de dejar de tener 25 años, sino las de vivir tengas la edad que tengas.

Ver a alguien con mastectomía en la playa haciendo top less no genera deseos de pasar por el quirófano para extirparse una mama. ¿Es apología de la mutilación? Es una persona en la playa. Punto. Lo que uno puede hacer es observar las propias que están fofas, o son muy chicas o muy grandes o verdes fluo, en síntesis no gustan y son juzgadas, para dejar de hacerlo: permite verse de nuevo con otros ojos y otros parámetros.

¿Tess está enferma a nivel salud por ser obesa? ¿El problema que ella “nos trae” es un posible hígado graso o que haya roto el parámetro con el que medían su belleza/erotismo?

El 80% de las semillas pertenece a las multinacionales; el 20% restante pertenece a las comunidades.
Carlo Petrini (Fundador del movimiento Slow Food)
.*.
Tenemos niños de seis meses obesos, ¿se supone que tienen que hacer dieta y ejercicio?
Dr. Robert H. Lustig (Endocrinólogo pediátrico)
.*.
Yo siento que si tu alimentación es engordar a alguien para comértelo, a eso lo vas a reproducir en todos los niveles.
Liliana Felipe (Compositora, cantante y activista vegana)
.*.
Gorda es una construcción política, es un discurso pensado para que las mujeres vivamos en una constante frustración, para que entreguemos nuestra autoestima al servicio de la aprobación ajena.
Irantzu Varela (Periodista y militante feminista)

………………………………………………………………………………………………...
Nota del traductor: Las O mayúsculas son en referencia a los CEO de las Industrias Alimentaria y de la Moda, o sea varones hétero/homo cis y a todos los que reproducen sus conductas de dominio patriarcal, independientemente de su identidad de género.

compartir