No despertar la ciudad. Gonzalo Maggi en Munar

Abriendo y cerrando puertas al igual que el viento: últimamente te olvidás todo sobre la mesa. Creés que no estás tomando suficiente agua, te arrastra la calidez de un planeta menos potable. Armás los restos de un desayuno entre racimos de pelo recortado y brillantes cd rooms.

Quizás cuando nace la obra, muere la anécdota, pero las acciones de los cuerpos siguen. En las obras de Gonzalo Maggi son éstas las que parecenorquestar con brumatodo lo que se ve, comosi se tratara de cariátides, esasestatuasgriegasquedecoran los frentes de algunosedificios y parecensostenerlos.

Casisiemprepienso en la expresión de lascosasgrandes a través de lo máscercano, cotidiano o chico, porejemplounaalarma o frutas. Pero me resultadifícilhacer lo contrario, quizásporciertatimidez. Eso me parecemuy bello de lasobras de Maggi, sientoque no hacenproblema con lasescalas de lascosas. Son, al mismotiempo, artificiales y naturales, porqueparten de lo más natural quees un deseo.

Estáncompuestasporpocoselementos - persona, situación, escenario - que en sureunión, en el sentido de reconciliación, abren para nosotres un espacio tan ampliocomo el quemuestran, sobreponiéndose a suteatralidad para quelaspodamosver, escuchar, o incluso mover, yaque se presentansimplementeapoyadas, comoproyectadaspor la luz de un patio.

¿Qué se puedever y a dónde se fuerontodes? Algovienedesde un comienzo. Algovienedesde un fin. No estodo tan raro y diferentepero el paisajeesotracosa. Las fuerzassólidas se desvanecenhaciaunaintimidadmuysecreta, valiosa e irreal. El aire se junta con el aire y, como en montañas al borde de unaavalancha, están los mínimosgestos para no despertar a la ciudad, que en el fondoesalgoenorme.

Curador Carlos Herrera


No despertar la ciudad de Gonzalo Maggi en Munar (Av. Don Pedro de Mendoza 1555 - CABA)
Instagram @munar_arte

Del sábado 4 de mayo hasta el sábado 8 de junio de 2019 en Munar

por Valeria López Muñoz, 13 de Mayo de 2019
compartir