Territorio de mitos. Pablo Ziccarello en Quimera

Locus Solus. Pablo Ziccarello en Quimera desde el viernes 8 de febrero de 2019 hasta el miércoles 20 de marzo de 2019.

Un bosque bien podría ser un laberinto, con senderos que resisten a ser señalados y sólo lo son a partir de la acción del recorrido. Un territorio asediado por relatos y ficciones que concluyen en mitos, creados por la inquietud y la peculiaridad que despierta un terreno que se rehúsa a ser conquistado.



En la muestra Locus Solus del artista Pablo Ziccarello en Espacio Qubo3 en Quimera, una serie de fotografías mínimas dispuestas en la sala y acompañadas por un video, capturan locaciones imprecisas. Las copias por contacto, que dan cuenta del tamaño real de la película fotográfica, conforman la puesta en escena que en principio por su tamaño y proporción, parecieran esquivar a las miradas. Se trata de la articulación de escalas entre las imágenes tomadas por el artista y lo que creemos conocer desde lo empírico: el privilegio de enfrentarse a una masa de monte virgen. En este sentido, las fotografías no se explicitan íntegras a los ojos del espectador a menos que éste asuma una proximidad inusual, y ceda literalmente de cara frente a la obra para lograr contemplarla de forma nítida. Se esboza así una actitud de repliegue, precisamente por la elección de esta escala de representación para paisajes que en apariencia son ilimitados, y sin embargo se exponen sobre imágenes que no superan siquiera los dos centímetros de ancho.

Los registros de Ziccarello vuelven presente aquellas sensibilidades perdidas por la distancia física de quienes se alienan habitando en la ciudad de las avenidas, del tráfico y los no lugares. Un registro fotográfico cargado de afectividades por un terreno sobre el cual no puede accionarse, una bitácora de viaje en fotos acerca de un espacio que se desea ocupar y a su vez, se teme, simplemente porque nos es ajeno. Un bosque o el monte como el pretérito de las ciudades actuales; donde a lo estático y la quietud de las cientos de hileras de árboles, se contrapone la marea de piernas en movimiento que transita una metrópolis de senderos ahora resueltos en calles principales del trazado urbano.

Los sitios boscosos explorados por Zicarello en sus fotografías proyectan dos planos que aparentan prolongarse hacia el infinito, el encuentro entre las múltiples verticales que se yerguen y corrompen a la horizontal. El terreno y aquello que se abre paso y crece. Los yuyos invasores. Finalmente, las fotografías de Ziccarello puede que designen un intento por asir la extensión de un territorio donde el ser humano es en todo momento extranjero, o bien la tierra añorada por los expatriados que desde un inicio han sido desterrados.



Desde el viernes 8 de Febrero de 2019 en Quimera (Güemes 4474 - CABA) @QuimeradelArte
Instagram quimeragaleria

compartir