Articula los intervalos escurridizos de la memoria y el acontecimiento insurreccional

Una memoria tosca. Res en Rolf Art desde el miércoles 31 de octubre de 2018 hasta el lunes 31 de diciembre de 2018.

Una memoria Tosca

“¿Qué exigía ese Pueblo en lucha? Exigía respeto a su soberana voluntad; exigía la normalización
institucional, para que el Gobierno fuera elegido por decisión de la mayoría de la población, sin persecuciones para con las ideas y doctrinas de ningún argentino. Exigía que se aumentaran los salarios en un 40%, que era lo que había crecido el costo de la vida. Exigía el respeto al derecho de asociación, reunión y libre expresión.




Exigía la defensa del patrimonio nacional, absorbido, cada vez más, por los monopolios extranjeros. Exigía la creación de nuevas fuentes de trabajo, para eliminar la desocupación que trae miseria y desesperación a los hogares. Exigía la reincorporación de los cesantes y el levantamiento de las sanciones por haber hecho uso del derecho constitucional de huelga. Exigía la anulación de la política de racionalización en las empresas del Estado y del desconocimiento de derechos contractuales de las empresas privadas. Exigía una Universidad abierta a las posibilidades de los hijos de los trabajadores y consustanciada con los intereses del país. Exigía la eliminación de las quitas zonales, que reducen las remuneraciones de los obreros por el sólo hecho de vivir en el interior del país. Exigía la restitución del sábado inglés, que disminuyó los salarios en más del 9% y aumentó la jornada laboral. Todas estas cosas y muchas más, exigía el pueblo, cansado de peticionar ante los oídos sordos del Gobierno. Cansado de que se prohibieran y disolvieran violentamente sus actos y manifestaciones. Cansado de ser atropellado y escarnecido”.

Testimonio de Agustín Tosco, Secretario General de Luz y Fuerza de Córdoba.




“No parece haber atajos ni caminos fáciles en la relación entre el arte y la política. El capitalismo no deja fisuras a la vista. El desafío es precisamente mantener viva la pregunta ¿qué hacer? y no confiar tanto en el hallazgo como en la búsqueda. En la relación de fotografía y política, comparto la apreciación del pensador checo Vilem Flusser. Creo que es responsabilidad de los fotógrafos elevar la conciencia sobre las capas de conocimiento humano que están codificadas en el dispositivo fotográfico. Los fotógrafos debemos hacerlo desde la imagen, lo que no significa dejar de lado los aportes del pensamiento, de la filosofía. Hoy, como nunca antes, los vasos comunicantes entre pensamiento y fotografía son imprescindibles para que una práctica de ésta tenga un sedimento político, que abandone la ingenuidad”.

Por Adrián Cangi






Inauguró el miércoles 31 de octubre de 2018 en Rolf Art ( Esmeralda 1353 - CABA)
Twitter: @ROLF_ART
Instagram: @rolf_art


compartir