Mirá el reloj, se derritió Cuando las obras preguntan qué hora es