Basada en un texto bíblico del nuevo testamento que cuenta sobre las cosas del porvenir

Cosas que ojo no vio. Gabriel Chaile en Marco (Museo de arte contemporáneo de La Boca) desde el sábado 21 de julio de 2018 hasta el sábado 15 de septiembre de 2018.

Cosas que ojo no vio es el título de esta exposición individual concebida en este contexto de trabajo . 70 veces 7 es el título de la instalación de site specific de Gabriel Chaile, una estructura cúbica de gran formato, construida en hierros y ladrillos, como metáfora de su modo de trabajo. Emplazada en el centro de la sala, conversa con las obras seleccionadas por el artista: Paisano con hornero de Antonio Berni y Rua 1980 , de la serie Colección fotos y batallas de León Ferrari .




En palabras del artista, Cosas que ojo no vio se basó en: “un texto bíblico (1 de corintios 2: 9) del nuevo testamento que cuenta sobre las cosas del porvenir, de un porvenir suprasensible del que desconocemos absolutamente en cuanto a imágenes y sonidos.

El misterio se hace presente en la instalación: un gran cubo construido por hierros y ladrillos define una forma pesada y poderosa, una forma cultural cálida como la define el artista, una especie de demiurgo cultural que registra un código que remite al origen o el fin de algo desconocido.




En las obras de Chaile hay un cruce entre la antropología, la teología y el arte en
diferentes formas que se dejan atravesar por el sentido del humor, lo poético, lo simbólico y lo político. Le gusta pensarse como un comunicador de imágenes que llega a ellas a través de observaciones contextuales y para eso se toma a sí mismo y a su contexto como objeto de estudio. Sus formas se cuestionan a sí mismas su condición de ser y la relación entre uno y los otros.”
En esta conversación el artista pone de manifiesto la relación del hombre con la naturaleza y la cultura. Observa y ordena el espacio, al exhibir el cubo como metáfora expositiva, como abstracción y como lenguaje universal.

En Paisano con hornero, de Antonio Berni , aparecen pintados un hornero y un hombre de campo, en un soporte inusual que es un huevo de avestruz. Allí se reconoce uno de los temas centrales de su obra: el límite entre el campo y la ciudad, una frontera indefinida que representa la relación entre naturaleza y cultura como una construcción que sintetiza y condensa esa metáfora. En ese contexto el hornero, pájaro arquitecto, convierte su hábitat en un lugar de resistencia como mediador frente a la naturaleza y el hombre.

Rua 1980 de León Ferrari es un diseño realizado heliográficamente sobre papel, en el que se evidencia el ordenamiento de un espacio homogéneo, obsesivo y alienante. Expresado a través de módulos, como células que constituyen un entramado urbano, y habitado por representaciones simbólicas y repetitivas del hombre, este espacio da cuenta de la pérdida de individualidad. En este sentido , Ferrari participa con su ideología de la imagen del
hombre alienado en un hábitat anónimo, un no lugar.

Un diálogo implica una toma de posición, y con esta acción Gabriel Chaile plantea la sala de exhibición como un sitio de reunión y meditación.






La muestra podrá visitarse desde el 21 de julio hasta el 15 de septiembre de 2018, de miércoles a domingos de 11 a 19 h en MARCO - Museo de Arte Contemporáneo de La Boca (Pedro de Mendoza y Wenceslao Villafañe - CABA)

compartir