Fotografías y videos que interrogan el sentido de la actividad humana, los medios de producción, la hombre y la naturaleza

Lugares subterráneos. Ali Kazma en Muntref - Hotel de Inmigrantes desde el viernes 29 de junio de 2018 hasta el lunes 13 de agosto de 2018.

El artista, quien suele viajar por el mundo trabajando fundamentalmente con fotografía y videos que interrogan el sentido de la actividad humana y los medios de producción así como la relación del hombre con la naturaleza, la vida y la muerte, trae a Buenos Aires una muestra de su obra realizada desde el 2006 hasta la fecha.




Auténticos y potentes los 13 vídeos que forman parte de “Lugares subterráneos”, entre los que figuran, Maestro relojero, Caligrafía, Taxidermista, Bóveda y Pasado, tienen un impacto visual muy fuerte logrado entre los cinco y doce minutos de filmación, tiempo característico de la producción de Kazma.




Para los argentinos será singularmente interesante Casa de letras que registra la relación e intimidad entre libros y el lugar donde vivió el escritor Alberto Manguel en el sur de Francia. Manguel actual director de la Biblioteca Nacional sostendrá una charla con Kazma, el 28 junio a las 18.30 en el Auditorio Rectorado Juncal 1319 en la que ambos recordarán particularidades del trabajo que los unió en el año 2015.




Bien recibido en las Bienales de Venecia, Estambul, Sao Paulo, Lyon y La Habana, el artista, que nació y vive en Estambul, recibió el premio Nam June Paik, uno de los más prestigiosos del mundo para creadores que a través de soportes digitales asumen riesgos y cruzan fronteras culturales.

Curadora Pia Viewing




Inauguró el Viernes 29 de junio de 2018 en MUNTREF - Centro de Arte Contemporáneo –Sede Hotel de Inmigrantes– Av. Antártida Argentina (entre Dirección Nacional de Migraciones y Buquebus). Entrada por Apostadero Naval, Puerto Madero.
@MUNTREF






Ali Kazma, nacido en Estambul en 1971, utiliza principalmente video para investigar situaciones, lugares y estructuras relacionados con la capacidad del hombre de transformar el mundo y, de ese modo, construye gradualmente un archivo sobre la condición humana. Lugares subterráneos reúne varias obras creadas entre 2006 y el presente. El título de la exposición está vinculado al video Subterráneo realizado en una fábrica de tuberías. Aun cuando la obra remite directamente a la actividad subterránea global de las cañerías y su función de trasmitir energía y fluidos, su título también evoca la relación entre los aspectos visibles e invisibles de la realidad. El tema de Maestro relojero (2006) es el trabajo de Recep Gürgen, un artesano turco de Estambul, quien “revive” un reloj del siglo XIX, desarmándolo, limpiándolo y volviendo a montar de memoria todo el mecanismo. El saber y la destreza que los gestos del maestro revelan también pueden verse en Caligrafía (2013), donde la hábil aplicación del cálamo de bambú pone de relieve la tradición. Estas obras llaman la atención sobre el indispensable valor de los procesos de producción manual, ignorados en la cotidianeidad de la sociedad de consumo. Eléctrico (2016), un tríptico en video, está compuesto por tomas en primer plano de cables de alto voltaje, que se van enrollando en lentos movimientos circulares. Esta contemplativa obra es, en realidad, una composición abstracta en la que el reflejo de la luz en la textura de los distintos tipos de cable resalta el movimiento y los diseños que crea el material. Además de hacer referencia a la superficie pictórica del arte moderno abstracto, también puede interpretarse como una reflexión sobre la velocidad de las comunicaciones globales, o incluso como un comentario sobre la inmensa riqueza y el poder de la industria en nuestros días. Los films de Kazma son resultado de una aguda aunque distanciada observación: el artista nunca interfiere en las escenas que filma. Potentes y auténticas, sus obras también acercan al espectador a los temas que tratan por medio del sonido ambiental y los detalles concretos. Ceramista (2007) y Taxidermista (2010) muestran los gestos y las herramientas específicas empleados por los artesanos. Lo que Ali Kazma destaca aquí es la importancia física, estética y temporal de esas técnicas. Otras obras exploran la idea de espacio: superficie, profundidad y lugares determinados. Bóveda (2015) fue rodada en las islas Svalbard, cerca del Polo Norte. Al pasar del entorno ventoso y cubierto de nieve a los espacios interiores, las heladas paredes, las estanterías y las cajas metálicas etiquetadas revelan la finalidad del edificio: la preservación de cientos de miles de especies de semillas. Norte (2017) muestra una mina de carbón abandonada, no lejos de Svalbard. Ella representa la compleja historia relativamente reciente de la región, marcada por la cultura soviética durante más de cincuenta años (1936-1991). La arquitectura industrial y los objetos históricos que quedaron allí son testimonio de la fuerte presencia ideológica de este antiguo ambiente de trabajo. Varios videos presentan situaciones en las que son evidentes las huellas de actividad histórica y política. Por ejemplo, Mina (2017), filmada en el desierto de Atacama, exhibe las ruinas de una mina de nitrato que dejó de funcionar a fines de la década de 1930 y que en los ‘70 se convirtió en un campo de concentración para obreros, abogados, artistas y escritores durante el régimen de Pinochet. Pasado (2012) muestra el yacimiento arqueológico de Bibracte (Borgoña, Francia). El artista describe las actividades vinculadas a este lugar de importancia histórica: excavaciones, conservación, investigación y preparación de modelos de los objetos para el museo. Este díptico en video evoca el elemento temporal, pasado y presente, a medida que se revela la historia y se adquiere y comparte conocimiento. El relato visual de Casa de letras (2015), en cambio, registra la intimidad de la casa donde vivió el escritor Alberto Manguel en el sur de Francia.
Esta muestra testimonia cómo la amplia variedad de temas que abarca la obra de Ali Kazma refleja su inmensa curiosidad y su deseo de relacionar la documentación con la narrativa visual estética. Él sostiene que la postura política de su trabajo reside en la afirmación de que la complejidad y la singularidad son aspectos esenciales de la riqueza de nuestro mundo contemporáneo.

Pia Viewing es Historiadora del Arte y actualmente trabaja en el Jeu de Paume como investigadora y curadora de exhibiciones históricas y contemporáneas. Su experiencia en diversos centros de arte en Francia y el extranjero y como directora del Centro Regional de Fotografía Nord-Pas-de-Calais (2007-2014) le permitieron desarrollar numerosos proyectos artísticos, muestras y publicaciones, tanto a partir de la fotografía como en colaboración con artistas contemporáneos


compartir