Todo lo desvanecido ha sedimentado en las superficies