Comunitaria en Lincoln o cómo vivir juntos

Recientemente publicado este material sobre la residencia en un partido de la provincia de Buenos Aires arroja luces y sombras que remueven el terreno de las búsquedas estéticas y éticas actuales con una valencia arriesgada


Fabián Nonino




Pensar las posibilidades de los artistas contemporáneos abre un campo de preguntas en fuga. La alta velocidad de la imagen y los sentidos parecería torcer el rumbo de la disputa por las representaciones al nivel epidérmico de las redes sociales. Volver a ganar el territorio sobre el mapa se transformó en la década pasada, al menos en nuestro continente, en la última frontera de quienes parecen decir que las expresiones estéticas vuelven en instituciones éticas y políticas. Algo que no ha sido, claro, patrimonio de las artes visuales, entre multiplicación de site specific y residencias en lugares insospechados, sino que infectó las otras artes como el teatro y sus experiencias microteatrales en espacios no convencionales.


Leonardo Remor


Comunitaria es una experiencia producida por la Asociación de Arte y Cultura de Lincoln en colaboración con el prestigiosa Cooperativa de Arte y Uber-bau_house de San Pablo, quienes coordinaron desde Brasil más de treinta residencias en distintos países con la participación de más de 400 artistas, curadores, investigadores y agentes del campo artístico. Con una primera edición en 2016, coordinada por Jorge Sepúlveda T., Guillermina Bustos y Paola Fabres y que originó una cuidada publicación bilingüe, otra en 2017 y la próxima prevista en noviembre de 2018, esta residencia artística que involucra a la ciudad de Lincoln y los pueblos adyacentes contiene varias de las cuestiones de la búsqueda actual que se resume en ¿cómo vivir juntos?


Simón Fuentes


Precisamente la publicación en papel de la puesta 2016, que registra las acciones y programas de los once artistas residentes de las once localidades del partido de Lincoln, pone en tensión este cómo, y los no menos urgentes por qué y para quién, repetimos, cómo se integraría al tejido social una serie de intervenciones que trastocan el orden comunitario, al menos en un estadio vital. Es que concretamente la comunidad es la primera que parece verse alterada, por citar la brasileña Alice Ricci que tras una investigación en Arenaza, un pueblo cercano a la planta de una importante empresa láctea, revierte un proceso de invisibilización de sus habitantes con una actividad productiva artesanal y, en simultáneo, subjetiva en el rescate de un artesano autodidacta. Su compatriota Flavia Mielnik en Bermúdez, una localidad de menos de cien pobladores, en proceso de desaparición, emprende la ímproba tarea de reimaginar espacios y oficios extinguidos, desde el mecánico al comisario, a través de una suerte de teatralizaciones con los mismos lugareños.


Flavia Mielnik


“Nunca me abandones” del argentino Fabián Nonino en Martínez de Hoz, a unos 70 kilómetros de Lincoln, instala en moldes de cartelería un no dicho, y figura una sensibilidad del abandono que resulta lacerante en varios puntos de la Argentina, iniciada en los noventa, y agudizada en los últimos años. Abandono que espolea el vivir juntos, que se transforma en una praxis desintegradora desde lo macropolítico hasta la biopolítica, y que proyecta otro tipo de comunidades, heridas, sin rostros.

Entonces la recuperación emocional y física de una desmantelada calesita en fotos movilizada por Leonardo Remor o la puesta en funcionamiento proyectual diseñada por Simón Fuentes de una iglesia abandonada, una calesita que no gira, un templo sin rezos, cantos acallados en medio del maldito desamparo, transcienden cierta vacuidad del arte contemporáneo en fiebre residencial en una potencia que modula deseos y anima pequeñas rebeliones en artistas y participantes, en fin sujetos, ciudadanos de a pie.



Presentación Comunitaria



Comunitaria es una experiencia producida por la Asociación de Arte y Cultura de Lincoln en colaboración con el prestigiosa Cooperativa de Arte y Uber-bau_house de San Pablo, quienes coordinaron desde Brasil más de treinta residencias en distintos países con la participación de más de 400 artistas, curadores, investigadores y agentes del campo artístico. Con una primera edición en 2016 ideada por Laura Khalloub y Rodolfo Sala, en colaboración con Jorge Sepúlveda T., Guillermina Bustos y Paola Fabres y que originó una cuidada publicación bilingüe, otra en 2017 y la próxima prevista en noviembre de 2018, esta residencia artística que involucra a la ciudad de Lincoln y los pueblos adyacentes contiene varias de las cuestiones de la búsqueda actual que se resume en ¿cómo vivir juntos?



Para más información sobre la Edición 2018 de COMUNITARIA en el Partido de Lincoln, provincia de Buenos Aires, la residencia de arte ideada por Laura Khalloub y Rodolfo Sala, o adquirir la publicación: Asociación Arte y Cultura de Lincoln: arteyculturalincoln@gmail.com


por Mariano Oropeza, 9 de Abril de 2018
compartir