Esta se fue, a esta la mataron, esta murió

"Esta se fue, a esta la mataron, está murió" es una selección del trabajo que viene realizando el "Archivo de la Memoria Trans" desde 2012 con el objetivo de recuperar todo aquel material atesorado por víctimas de violencia institucional. Se trata de instantáneas, recortes, cartas y objetos que han sobrevivido (al contrario de muchas compañeras) y que tenían la urgencia de salir a la luz por lo que, hasta el mes de marzo, se expondrán en el "Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti".



La iniciativa surgió tras la decisión de desempolvar los álbumes y digitalizar viejas fotografías, trabajo que no sólo reunió sino también reencontró a aquellas que por diversas razones se habían perdido el rastro o, peor aún, se habían dado por muertas puesto que la persecución y los ataques han sido siempre un lugar común.

Fundado por María Belén Correa, el archivo también les concedió un espacio para el intercambio de anécdotas y testimonios, pudiendo reconstruir muchas historias de la comunidad travesti, transgénero y transexual no sólo a través de sus imágenes.
Estas alimentan la memoria colectiva, son el reflejo de la militancia en los ojos de la amiga que no está y la resistencia que algunas tuvieron que llevar a cabo desde el exilio.
Son celebraciones de cumpleaños, carnavales y fiestas, risas envueltas en raso, plumas y encaje con el clásico tono pastel de las verdaderas fotos "vintage", esas que no requieren de texturas o viñeteados falsos, ni necesitan simular ser algo que no son alterando sus contrastes o superponiendo capas de color (grandes mentiras de la modernidad producto del Instagram o el Photoshop).
Son encuentros, baile y abrazos aunque resguardados entre cuatro paredes para evitar un encierro peor. Escenarios interiores que se repiten como una constante convirtiéndose en hilo conductor.

Y, si bien existe en este trabajo una estética propia, la construcción tiene que ver con otra cosa: como es sabido, el rol de la curaduría ya no está relacionado exclusivamente con elegir y disponer objetos en el espacio para su simple contemplación, sino más bien con generar una experiencia a partir de un discurso sólido que puede propiciar un choque, ser un reclamo o un lugar de catarsis entre otras posibilidades. En este caso la muestra se convierte en un espacio para duelar, honrar y recordar "el primer paso para llegar a la verdad y la justicia", según María Belén.

El archivo es un testimonio físico de cada historia, quien las hace cuerpo y las legitima confirmando su existencia. El archivo es ese vínculo con el pasado quien define este presente de lucha. Es, a su vez, la memoria cultural, quien construye identidad y alimenta el futuro. "Esta se fue, a esta la mataron, esta murió" es una familia que se reúne, una bandera y una proclama en la voz de quienes son y serán parte por siempre.

_________________________________________________________________________________________________

La muestra es un trabajo de María Belén Correa, Carlos Ibarra, Ivana Bordei, Carla Pericles, Cecilia Estalles, Florencia Aletta, Catalina Bartolomé, Magalí Muñiz, Cecilia Saurí y Carolina Figueredo. Puede visitarse de martes a domingos de 11 hs a 21 hs en Av. del Libertador 8151 hasta el 4 de marzo de 2018.

compartir