Fondo Espiral: Mariana Ferrari, Juane Odriozola, Guzmán Paz en María Casado

MCasadojun2017.jpg

Fondo Espiral

Lo que sigue, emocionalmente, es la entrega a una nueva religión. Creo que creo y avanzo. Lo comprendo y deseo continuar. Se trata de una creencia desorganizada, como la que propuso alguna vez Vonnegut. Un orden profano que tiene de ídola a la Perpetua Sorpresa.

Es fanática de lo sensual y se trepa por la pared sin exigir ningún tipo de reverencia. Se excede, se propasa, porque en su grey el límite es la palabra más cruel. Es sempiterna. Existe sólo porque sentimos que existe. Pero además está ahí, tomando lo existente para destrozarlo con una plusvalía de salvajismo. Haciendo titubear la materia en un equilibrio inestable que no seca lo mojado, que no termina en los finales ni cierra cuando acaba. El fondo está muy alto.

Existen el azar, el viento, los accidentes. Existen las cosas a las que les ponemos nombres y la manera de nombrar por fuera de los universales metafísicos. Un método de cruzar el río con lo puesto, con lo opuesto. No somos dueños de los contenidos por eso la creación de un idioma es a la vez la conformación de un ejército.

Son las palabras y el fuego lo que nos distingue de las bestias, pero si observamos estos territorios conocidos pero desplazados sabremos que no estamos lejos de los bonobos. En el corazón de la selva más impenetrable hay una cascada. Somos los nuevos vagos, aunque en la contemplación está el compromiso de la disidencia. Un fanatismo del instante que se pudre fácil.

Por Marina Mariasch




Inauguración Domingo 25 de Junio de 2017 a las 16 hs
en María Casado
Lasalle 2156 - Beccar @mariacasadoHG

Cierra el 2 de Septiembre


compartir