Florencia Caiazza, David Maggioni y Gisela Cortese en ECU (Rosario)

Todo lo que se transforma. Florencia Caiazza, David Maggioni, Gisela Cortese en ECU - Espacio Cultural Universitario desde el jueves 6 de octubre de 2016 hasta el sábado 26 de noviembre de 2016.

Una vez más atravesando corredores, salones, galerías... por esta lúgubre mansión de otro siglo. Esta mansión enorme, lujosa, barroca... de silenciosas habitaciones, donde las pisadas son absorbidas por alfombras espesas y pisos brillosos y tersos. Corredores transversales que llevan a salones desiertos, sobrecargados con la decoración de épocas pasadas. Atravieso los corredores, salones, galerías de esta lúgubre mansión de otro siglo. Esta mansión enorme, lujosa, barroca... donde corredores sin final sigue a otros corredores... silenciosos, desiertos... sobrecargados de una fría y dura decoración. Paneles, estucos, molduras, mármol, espejos negros, columnas, pórticos esculpidos, puertas, galerías... corredores transversales que conducen a salones desiertos decorados al gusto de otra época entre los cuales avanzo una vez más …

Alain Resnais y Alain Robbe-Grillet, del film L’année dernière à Mariembad de 1961





Un espacio absorbido por su forma, un espacio que es en sí mismo un montaje convive en su pesadez y majestuosidad con la liviandad del material más noble. En las obras de Florencia Caiazza, Gisela Cortese y David Maggioni el papel es soporte, línea, estructura, dibujo, forma, volumen o plano. Las obras pueden ser entonces leves, blandas, precarias o efímeras porque intentan señalar más que imitar o superar eso que ya es monumento.

En la reunión de estos artistas el papel pierde la función de soporte y se transforma en volumen, en estructura y detalle, por lo que su vocación de soporte se abandona para dar lugar a la construcción de una obra en y desde las características del lugar. El calado en Gisela Cortese genera proyecciones de sombras y los conjuntos de recortes orgánicos reconfiguran o destacan partes más o menos ocultas de la arquitectura. En cambio, las estructuras lineales de Florencia Caiazza ponen en tensión la fragilidad y la resistencia, la inestabilidad y la solidez de un material. Las leves formas generadas por David Maggioni ocupan, obturan, marcan, rodean o expanden los aspectos de la sala. El espacio es apropiado por la acción del aire, los vacíos, las hendijas de una red blanda y frágil.
Esta muestra propone un ensayo sobre el encuentro entre el resultado visual y espacial de las obras con el vacío, en un lugar donde todo parece estar lleno, saciado en detalles, apropiado por el simulacro. Allí es cuando todo lo que se transforma es el detalle de lo imperceptible que aparece en un recorrido incierto, tal vez despojado, y hasta inconcluso.

Clarisa Appendino - Curadora





La muestra inauguró el 6 de octubre al 26 de noviembre de 2016




ECU, Espacio Cultural Universitario

Peatonal San Martín 750, Rosario

compartir