Mariela Scafati, Leonel Pinola, Walter Andrade, Agustina Triquell, La 7

Periferia. Mariela Scafati, Leonel Pinola, Walter Andrade , Agustina Triquell, La 7 en BÚM desde el sábado 5 de noviembre de 2016 hasta el sábado 3 de diciembre de 2016.

Ya no es momento de hablar de arte comprometido o de artista comprometido como exigencia moral, porque un artista con experiencias vitales y pensamientos enajenados no puede dar a nadie nada salvo una experiencia desarticulada y de baja conciencia. Supongamos por consiguiente el prototipo contrario.




El problema aparece cuando tratamos de describir los grados de efectividad de este arte.
 Es necesario aclarar antes, para trabajar sobre algunos supuestos ya de acuerdo, la especificidad del arte como estructura institucional y como función social. 
 La especificidad como institución es su ambigüedad institucional. En la mayor parte de sus otras estructuras institucionales las relaciones de los objetos con los objetos y las personas con los objetos son totalmente claras. mientas que en el ámbito del arte nos encontramos con la vida (con las otras estructuras institucionales) pero sin ser la vida misma, es decir el arte aparecería como suprainstitucional. lo otro que como “medio inmaterial” capaz de transmitir deshabituando a todos los otros medios permite su recorte. 



La Muerte muere pero no muere o en los casos extremos muere realmente el protagonista (por ejemplo el gladiador) pero no muere el espectador ni lo concreto real. cotidiano verbigracia su madre. es decir el arte es conflictuante pero no. y se me escapa la palabra. comprometedor.
 Porque justamente una de las funciones del arte en la sociedad es la creación de estructuras simétricas (pero cuyo objeto no aparece enajenado) a la vida. más con una llave de entrada y salida del conflicto. El conflicto durará lo que dure la película y luego recordando, me iré a comer pizza y entraré en mi cotideaneidad. iré a mi jefe o a mi negocio. Ni temporalmente el arte es lo cotidiano, y habré aguantado mi conciencia extendida y acorralada durante la obra de arte. Noté que hay conciencias que se pueden aguantar más que un dolor de muelas.
 Qué arte hay que hacer entonces?: + conciencia, que no sea eludible y que no se pueda aguantar esa conciencia. Cuanto más masiva y cotidiana mejor. Cotidiano como mis zapatos pero que me vayan uno muy grande y el otro muy chico. 




El pensamiento y el arte a pesar de tener su materialidad siempre son “de” X. pensamiento de. No quiero decir que sean simples signos que significan siempre igual. sino que la pared es menos importante que la pared presente real. pero cuando el objeto nombrado X o la situación nombrada es revolucionara “las palabras” crecen con su objeto.
 Gahndi cuando hace hambre por su voluntad nombra a lo que todos huyen, lo acorralan e ineludible en la India. No pasaba lo mismo con Alejandro March haciendo hambre. 
 Con arte no se hace la revolución total. 


El arte puede acompañar. A mayor enajenación más efectivo es el arte no enajenado, a menor libertad el arte de la libertad es adorable. A mayor cantidad de hombres y mujeres que mueren o están dispuestos a morir, mejor el arte de la vida, la culpa y la victoria.: no
propongo frente a la culpa el sufrimiento de Narciso sino la lucha solidaria. 
 El surrealismo se dirigió a la vida y trabajó fundamentalmente la libertad; el psicoanaliss, la culpa sexual. 
 Los hippies que se parecen más a los surrealistas que a los beatniks hacen aparentemente desde la vida pero dentro de la sociedad siguen siendo lo otro, una simetría superestructura reflejo de profundas necesidades enmascaradas en lo cotidiano ahogado y apresado.
 Me pregunto ha aparecido una nueva moralidad total con el psicoanalisis? todavía no, por ejemplo existe el matrimonio. Hemos llegado a la libertad? No. Por ejemploo no hablamos en los colectivos. Pero sin embargo el psicoanálisis y el surrealismo ayudaron a desarticular al capitalismo. 
 Cuando dije antes que la conciencia es más fácil de aguantar que un dolor de muelas, no siempre es así. El sexo se lo vive con culpa, a la libertad no se la vive, y comer, se come con verguenza. 




El capitalinos que es violación, posesión, sexualidad desenfrenada y traición a Caín y Abel, robo al hermano, traición y culpa gregaria; necesita pagar, y me pregunto, a pesar de todas las instituciones semétricas que crea: jurídicas, políticas, militares, que tranquilizan, justifican, ordenan pero no pagan, adónde va a parar esa culpa. 
 Hay datos patológicos importantes de la culpa en el sexo y la represión de todo tipo de libertad (pues el hombre enajenado sólo vive todos sus gestos ya institucionalizados): no vale la pena nombrarlos. Pero ¿Qué me dicen de comer? No podemos admitir a un hombre elegantemente vestido comienzo pizza por la calle. Y con respecto al arte, volviendo al arte, aclaro que pienso que es importantísima la investigación llamada formal.



La muestra inauguró el 5 de noviembre y se puede visitar hasta el 3 de diciembre de 2016

BÚM
Calle 495 bis #2390
La Plata


Periferia se presenta como una selección de obras que buscan salir de sí mismas para hacer un señalamiento, un guiño hacia un lado B. 
 La revisión histórica, la documentación y la ficción son algunas de las maneras de pensar y problematizar sobre el presente

compartir