Caja de resonancias

Contrapuntos. Cecilia Ivanchevich en Cecilia Caballero - arte contemporáneo desde el martes 18 de octubre de 2016 hasta el viernes 25 de noviembre de 2016.

En el arte como en la música, lo importante es el ritmo, porque es la magia que nos invita a bailar con las formas. En “Contrapuntos”, el cambio de escala y la luz negra escenifican una realidad entre sueño y vigilia “proustiana”, en la que el lenguaje cromático y formal elaborado por Cecilia Ivanchevich, opera esa magia transportándonos a otra dimensión en el tiempo y el espacio.

Los dibujos a tinta e instalaciones sobre la pared de Cecilia Ivanchevich, fluyen con sencillez haciéndonos sentir que lo que ella hace es “verdadero y valioso” para nosotros. Como si nos hubiéramos metido dentro de una enorme partitura. Los muros intervenidos, todo blanco, todo negro, puntos y líneas rectas, curvas y quebradas, danzan por el espacio orientando nuestra mirada al compás del ritmo entre llenos, vacíos, direcciones y color de la pura geometría.

Luego viene la melodía, lo que en Arte significa el orden apropiado de las formas para mantener dicho ritmo. Algo que C.I. realiza de modo suave y gestual, volviéndolo hermoso. Después viene la armonía, el sonido mental que sostiene a las formas. Y finalmente, la improvisación... cuando la forma va manando desde el interior al exterior libremente. Alguna mancha acá, una pequeña figuración esbozada allá, palabras escritas que nos cuentan algo...

Se trata de cuestiones que van más allá de lo pictórico y entran en las cuestiones generales de la configuración. No hay formas nuevas, pero, organizadas y elegidas con cuidado e iluminando secuencialmente rincones, producen significados nuevos, insinuaciones de las formas ordinarias que se abren a un horizonte desconocido para mostrar no lo que hay, sino lo que podría haber.

Y así, en una combinación de puntos y líneas, o “tensión y dirección” como bien definera Vasili Kandinski en “Punto y línea sobre el plano”, la obra -como música- fluye, emociona y sorprende al ritmo del Jazz, al mismo tiempo que nos lleva a evocar otros tiempos de la Historia del Arte, otros artistas... Eso es lo que hace Cecilia Ivanchevich con su resonante obra musical.

compartir