El banano es un animal brutal

Recursos Naturales. Loli Mosquera en Casa Florida - Espacio de artes visuales desde el sábado 17 de octubre de 2015 hasta el jueves 19 de noviembre de 2015.
Recolectando fragmentos en la exposición “Recursos Naturales” de Loli Mosquera

Nuestra charla comienza hablando sobre el banano que Loli Mosquera tiene en el patio de su casa. Ella sabe que es un vegetal, pero lo define como animal brutal.
El banano es un vegetal, es cierto, pero que muchas veces se confunde con un árbol, porque puede llegar a medir hasta 7,5 metros.

Éstas dos ideas, la de brutalidad y la de confusión o la dualidad, de ser algo pero parecer otra cosa, son los motores que me impulsan a escribir esta reseña, entorno a la exposición “Recursos naturales”, que se puede visitar hasta el 19 de noviembre en Casa Florida Galería, donde Mosquera presenta sus trabajos recientes.

La exposición, que es para ella un ´punto de llegada´, culmina con un proceso de casi dos años y medio, durante lo que trabajó, afinando cada vez más el método y la estrategia, en retratos de mujeres de su familia.
Mujeres que define como estoicas y frágiles a la vez, y aquí es donde comienza a surgir la dualidad o la confusión de la que hablaba más arriba. Mujeres que tienen entre sí relaciones incondicionales pero tensas, necesarias, y que ocupan por diferentes motivos lugares de resistencia.

Si vas a ver la muestra, es posible que no encuentres en las referencias expositivas, ningún dato que te cuente explícitamente que ellas, las retratadas, son parte de su círculo íntimo. Y es que este dato no es indispensable, para dejarte sumergir en el clima que ella propone podes recorrerla sin nunca saber quiénes son esas mujeres. En éste texto sí aporta un dato, sin embargo, un condimento interesante, y es el de saber justamente que los retratos fueron configurados en ese lugar de intimidad y que posiblemente de no existir ese vínculo, hubiesen sido distintos.

Los retratos en conjunción con imágenes de fragmentos de ese banano que habita en su patio, es otro de los ejes interesantes de la muestra. Son dípticos o trípticos, en los que ambas imágenes están desnaturalizadas. Están escindidas de su entorno natural, posiblemente porque ya no sea posible definirlo. Ese ir y venir, de una imagen a otra, termina por configurar un todo reforzado.

¿Qué otra palabra podría reemplazar la idea de ´retrato´? ¿Cómo quitarle al ´retrato´ todo el peso de la historia del arte? Loli dice que para ella son retratos incómodos, que no están entregándolo todo. Es como entrar a la casa de alguien, y llevarse algo, con el permiso de esa persona, pero que no sabe de antemano qué me voy a llevar. Entonces ¿y si pensamos que éstos retratos son como ´hurtos´?

Últimamente, en términos de exposición, estoy pensando mucho en el concepto de que las exposiciones tienen que ser experiencias, experiencias que no podes tener en otro lugar, en otro contexto.

Entonces, vale la pena visitar Casa Florida Galería y ver el montaje de Loli Mosquera. Te vas a dar cuenta de que no se trata de una exposición de fotografías, se trata de una experiencia que te va a llevar seguramente a pensar mucho en la identidad y en los lazos que la constituyen.



Casa Florida - Espacio de artes visuales
José María Paz 1530

compartir
Con el apoyo de