Migraciones - en - el arte contemporáneo

Migraciones en el Arte Contemporáneo. Artistas varios en Muntref - Hotel de Inmigrantes desde el jueves 1 de octubre de 2015 hasta el jueves 31 de diciembre de 2015.

“¿Cómo hacer la historia de los pueblos? ¿Dónde hallar la palabra de los sin nombre, la escritura de los sin papeles, el lugar de los sin techo, la reivindicación de los sin derechos, la dignidad de los sin imágenes? ¿Dónde hallar el archivo de aquellos de quienes no se quiere consignar nada, aquellos cuya memoria misma, a veces, se quiere matar?”
Georges Didi Huberman,



Desde su apertura a la fecha el Centro de Arte Contemporáneo de la Universidad Tres de Febrero ha recibido diferentes muestras que en “plano detallado” viran acerca de la noción de la itinerancia e identidad, buscando reelaborar su definición y actualizar los términos lingüísticos para hablar del tema.

“Migraciones –en el- arte contemporáneo” es una muestra colectiva curada por Diana Wechsler que reúne más de 20 artistas y se adueña del espacio del Muntref por el lapso de los últimos tres meses de este año. La muestra interrelaciona diferentes planteos sobre los procesos de exilio. Los artistas elegidos proceden de distintos países y continentes y en muchos casos su propia vida se ha sido signada por este tipo de experiencias.
“Migraciones –en el- arte contemporáneo” se levanta como una trinchera desde donde abordar los conflictos de los grupos humanos en el mundo contemporáneo sin restricción ni preferencia por un lenguaje artístico. Cada una de las obras habla con su propio dialecto pero todas se comunican, construyendo una trama invisible de sentido.

¿Cómo fotografiar el espacio urbano de Beirut devastado por quince años de conflictos internos sin ceder a la tentación de dramatizar la representación de los lugares?, se pregunta Gabriele Basilico en la serie “Beirut city center”. Basilico fue convocado por la Rafik Hariri Foundation junto con otros cinco fotógrafos para retratar la ciudad en ruina sabiendo que la intención inconfesada del gobierno era terminar de derrumbar los edificios para remodelar la ciudad.

“Si las prácticas artísticas pueden desempeñar un papel decisivo en la construcción de nuevas formas de subjetividad, se debe a que con la utilización de recursos que inducen respuestas emocionales, logran llegar a los seres humanos en el nivel afectivo. Es aquí donde reside el gran poder del arte en su capacidad para hacernos ver cosas de una manera diferente y para hacernos percibir nuevas posibilidades”. Agrega Huberman
“Migraciones” nos obliga a abrir los ojos, nos exige dedicarle un tiempo a cada obra para encontrar el relato del otro. Esto se evidencia en los videos de Harun Faroki, “La expresión de las manos” que muestran primeros planos de manos para delatar la emoción que el rostro a veces trata de disimular y en la instalación “Uniforme” de Claudia Casarino donde a través los trajes negros pero traslúcidos se filtran las historias de maltrato laboral de los emigrados Paraguayos en la Argentina.

Las obras alteran el tiempo y el espacio sutilmente como el instante de tensión extendido en el “momentum demora” de Silvia Rivas o en el espacio apretado de Barthelemy Tougo que refleja la experiencia del hacinamiento de los africanos expatriados en Europa.
Creo que no podemos darnos el lujo de entender una acción artística o una curaduría como un mero acto formal, pues estaríamos adelgazando su capacidad como productor de sentido. Una curaduría debe ser un relato que logre desgarrar la homogeneidad del espacio que habita, generando en el espectador -a través de mínimos corrimientos- un desamparo que emerja desde sus propias entrañas.

Podemos decir que Migraciones –en el- arte contemporáneo, retoma los postulados de Huberman, creando un ámbito donde el discurso de los postergados aparezca sin ser explícito ni de fetichizado. El arte actúa aquí como una herramienta para defenderse ante la incertidumbre del desarraigo, la incongruencia de la xenofobia y el dolor del rechazo.

Didi Huberman, Georges; “Pueblos expuestos pueblos figurantes” Ediciones Manantial, Buenos Aires (2014)

compartir