Breve nota sobre Laurie Anderson

Bienal de performance. Pablo Schanton, Laurie Anderson en Malba desde el lunes 27 de abril de 2015 hasta el domingo 7 de junio de 2015.
LAURIE ANDERSON y PABLO SCHANTON en diálogo en el Parque de la Memoria.

Artista, mujer, extraordinaria, con todo lo que estas palabra implican. Performer desde los años 70, música, inventora de instrumentos, compositora de rock y de sinfonías, letrista, poeta, escritora, conferencista, comprometida con OCCUPY, de izquierda, compañera de Lou Reed durante 22 años. Todo lo que hace se inscribe en la vanguardia.
Recuerdo que hace tiempo nos relató, a quienes la escuchábamos, que una amiga que acostumbra ir a su casa tiene miedo de que se produzca un incendio porque no hay espacio libre de cables y enchufes.
Considero que no ha tenido tiempo material para tanta obra a no ser que haya creado en sueños. Lo pienso así, como una ocurrencia estúpida, cuando por lo general procrastinamos tanto como si fuéramos eternos. Con sorpresa me entero que ha publicado un libro de dibujos basado en sus sueños. Sí, realmente crea en sueños, también. Crea despierta y dormida.
Laurie llegó con una larga camisa a cuadros marrones, más "casual" que el habitual negro y blanco, tan neoyorkino, que suele vestir.
Esta vez éramos 400 en nuestro Memorial, nuestro m­­­­­onumento a los desaparecidos, el Parque de la Memoria. Habló del mismo, de los derechos humanos. Hay dos puntos de vista para hablar de la memoria: mirar adelante o atrás. En este parque hay gente ausente, dijo después.
¿Por qué los delitos, porqué un delito? Se llama progreso.
"Este parque tiene un nivel de abstracción a diferencia de otros memoriales, tiene más esperanza hacia el futuro. La lista de nombres es una evolución en el tiempo"...
"Uno muere tres veces: cuando el corazón se detiene, cuando nos entierran y cuando alguien dice nuestro nombre por última vez."
"Mi objetivo como artista, dijo, es escapar a los parámetros de mi ser".
Habló sobre haber sido la única mujer en un recital; sobre quienes vuelven de la guerra de Irak muy locos, fuera de control, con stress post-traumático. No consiguen trabajo cuando regresan.
Contó de una experiencia que quería hacer en Viena con detenidos en una cárcel de máxima seguridad. Era un proyecto fascinante pero en Austria los prisioneros pierden los derechos de su propia imagen, por lo tanto no podían ceder los derechos.
Tres reglas para la vida compartían ­­­­ella y Lou Reed, tres reglas para manejarse. La primera: no le temas a nadie. La segunda: alejarse de las patrañas. La tercera: ser muy tierno.
Había comenzado hablando de los pájaros, al igual que en el teatro Opera. Terminó contando un concierto para perros que hizo en Australia con una amiga, y al que fueron miles de perros cuando ellas esperaban como mucho una docena. (Se pueden ver en youtube).
Y se fue ovacionada como llegó, como le sucede donde quiera que vaya. Por qué no decirlo?

"gracias Laurie Anderson, gracias Primera Bienal de Performance".



La Bienal de la Performance permanece en Buenos Aires hasta el Domingo 7 de Junio de 2015

compartir