Vestigios

Vestigios. Natalia Garcia Barros, Naha Shin, Yamila Cartannilica en 704 Oficina de Arte desde el miércoles 8 de abril de 2015 hasta el miércoles 13 de mayo de 2015.

La residencia internacional PERFILES es un proyecto de múltiples dimensiones.

Un grupo interdisciplinario de artistas seleccionados, es invitado a vivir cinco días en la casa CACTUS, a 300 metros del mar, rodeado de naturaleza agreste.
Los artistas deslocalizados de sus lugares cotidianos, comparten un contexto y una experiencia espacio-temporal inusual. Se ven enfrentados a una naturaleza externa y a otra interna, cerca de un mar que modifica radicalmente sus costas, cambiando su perfil continuamente.
La residencia busca propiciar que las experiencias transitadas en este nuevo territorio y el contacto activo con otros artistas influyan en el perfil del artista y se manifiesten en obra.

Durante el 2014 se realizaron 4 residencias.

Vestigios del 08 de Abril al 13 de mayo 2015
Yamila Cartannilica - Natalia García Barros - Naha Shin

En la PRIMERA residencia los artistas hicieron de un terreno nuevo su territorio.
Lo recorrieron, lo estudiaron y lo documentaron.
Crearon mapas en la arena con sus pies, unos hechos de pequeños pasos y otros de saltos de baile.
Cada uno se movió en el espacio a su propio tiempo.
Los tres artistas se vieron atravesados por el volumen tridimensional de las cosas y del lugar.
Volumen como contenedor de experiencias y cargas significativas atado al tiempo.
Un tiempo que dilataron y transformaron de formas completamente diferentes.
Los tres utilizaron elementos de la casa o producidos en la casa para descontextualizarlos y resignificarlos en trabajos realizados in situ.

Natalia trabajó con el volúmen interno de las cosas. Tejió y entrelazó agujas de pino secas formando esferas que coloco en diferentes lugares. Una alfombra roja con historia propia de carga y traslado lejano fue otro objeto elegido por Natalia para torcer su tiempo y agregarle más volumen y significado.
Yamila escogió el volumen externo y el espacio de las formas en la vajilla de la casa
como instrumento para construir ciudades mágicas que tenían como rehenes valiosos tesoros recogidos en las caminatas. Estas construcciones se situaron en el bosque y en la playa.
El último día Naha le agrega con el tiempo otra dimensión al volumen creado por todos los residentes de la casa. El delicadamente desarmó las bolsas de basura que habíamos acumulado durante los días de la residencia. Puso esa basura junto a objetos de la casa y construidos por los artistas durante la residencia. Los dispuso en forma ordenada afuera, en la parte de atrás de la casa.
A sabiendas que es imposible reflejar la experiencia en su totalidad, una pequeña muestra en VESTIGIOS.

Las ruinas del deseo
Paisaje onto-apologético de la creencia en este mundo

Un extraño sujeto, sin identidad fija, que vaga […]
que recoge en todo lugar la prima de un devenir o de un avatar,
que nace de los estados que consume y renace en cada estado.
[Un] sujeto [que] es producido como resto.
Gilles Deleuze

lo difícil es encontrar poesía […]
recrear la dimensión estética […] en cosas como la basura.
Ese es el verdadero amor a este mundo.
Slavoj Žižek

Como parte de un ejercicio de lo intensivo que nos compromete con el mundo, hay una inquietud que nos atraviesa, una que tiene que ver con la producción deseante. En tal sentido es válida una pregunta por lo afectivo en los vínculos amorosos todos. Tal vez sea necesario pensar cuál es el soporte sobre el que se inscriben las marcas de los lazos intensivos.
Parecen ser las imágenes los restos que tenemos, como resabios que caen en algún lugar y forman su propio horizonte, residuos de lo que va pasando, lecturas que hacemos sobre lo que percibimos. Qué queda de nuestras relaciones, a qué lugar van los recuerdos, cómo es ese lugar, qué habría en él.
Me figuro este paisaje compuesto con basura, como la única señal-evidencia de que estuvimos cerca, de que nos amamos. ¿Hacemos acaso otra cosa que no sea deambular por restos? Montamos un paisaje siempre precario para elaborar lo que nos queda de lo que creemos que pasó. Tan accidental nuestra composición... un centelleo precario.
Tal circunstancia-condición nos solicita creer en este mundo, apostar a una ontología de la contingencia. El arduo trabajo en la elaboración de una política de alteridad que nos incluya a todos, incluso a aquellos que se ríen de nosotros.

Elegí trabajar con basura, entendida como recuerdo-marca de un vínculo consumado. Utilicé los residuos producidos en nuestra estadía en la residencia y los dispuse en un rectángulo en la parte más remota de la casa. Como parte del resultado de dicha experiencia me propongo reconfigurar un paisaje. Una instalación compuesta de basura, desperdicios del consumo cotidiano; un video, remanente de otro trabajo-relación; fotos encontradas, despojo de una mudanza; brillo de lentejuelas; viento. Los desechos de lo que consumimos tal vez sea el "peor" registro posible, pero a la vez es el más irrefutable, de nuestro paso por el mundo. Afirmar nuestra condición de resto es amar al mundo.

Naha Shin

Un skate (patín/ patineta) sale del ascensor, se desliza conducido por el misterio mismo, y todo el pasillo del séptimo piso adquiere la pátina de ese misterio veloz, transformador… inquietante…

Oficina 704

¿Hay algo más inquietante que una “oficina”?

Oficina: f. local donde se hace, se ordena y trabaja una cosa; laboratorio de farmacia; parte o lugar donde se fragua y dispone una cosa no material.

(Diccionario de la lengua española, Real Academia Española, Vigésima Primera Edición)

El deseo y los proyectos de Nana Simone Micheli parecen estar siempre ligados a romper con las rutinas y el destino asignado a los lugares para hacer de cualquier espacio un laboratorio, una mesa de ensayos, un cruce de sentidos de donde surgen borradores para seguir pensando y haciendo arte.

Y sobre todo preguntas sobre el arte y el artista.

Tanto desde la Residencia Perfiles, una propuesta en la que los artistas son invitados a desplazarse de sus lugares, medios y tiempos habituales de producción para convivir e intercambiar con otros colegas en una casa junto al mar, y a partir de ese encuentro generar muchas de las preguntas y problemas, que derivarán en proyectos, obras y nuevas líneas de trabajo, _de la que hoy veremos las primeras producciones, registros y resonancias_ como desde este nuevo espacio Oficina 704 nos propone una forma de comunicación y reflexión activa sobre el proceso de nuestro hacer y vivir en el arte.

Como el skate, una ola de Oceanía de Polonio subirá hoy hasta el séptimo piso y se colará en una oficina, ¡una oficina de arte!

A.D. abril 2015

Nana Simone Micheli



Mas info en:
residenciaperfiles.blogspot.com.ar

704 Oficina de Arte
Florida 336 Pso 7 - piso of. 704 CABA, Argentina.

Visitas: JU y VI de 16 a 19 hs.

compartir