La Plata a un año de la inundación, una performance colectiva - 14 postales



0.

Pasada la inundación que azotó La Plata el 2 de abril, y los distintos actos relacionados con el primer aniversario, aún sigue siendo una urgencia para la ciudad abordar su lógica de crecimiento de forma colectiva. Como otros espacios, una muestra tensiona las lecturas generando un pensamiento vivo. “Territorios conmovidos”, una muestra de Graciela Olio, Marcela Cabutti, Mariela Cantú, Gabriel Fino y Paula Massarutti que abrirá sus puertas a mediados de mayo en el MACLA, encara esta búsqueda desde distintas materialidades.

Más info:
- 2 de mayo, presentación del libro Agua en la cabeza
- 24 de abril, muestra a un año de la inundación
- 16 de abril, declaración de interés histórico municipal el jardín de la memoria por lo inundados
- Continúa la muestra Inundación y después, en el MAM


* * *


1.

Inmediatamente después de la catástrofe la ciudad se movilizó en incontables formas de solidaridad que vinieron a cubrir la marcada ausencia del Estado. Los registros llegaron después, o de la mano de los colchones que viajaban para cada barrio a través de las organizaciones sociales. Fotos como las de Nico Freda muestran la tensión entre ética y estética al momento de abrir el obturador en una situación de desastre.

Más info:
- Fotos de Oski Rodriguez


* * *


2.

Con la misma lluvia explotó el horno de coque de la refinería de Ensenada. Los barrios de los alrededores no tenían un plan de emergencia, sin luz y atrapados por la inundación no contaban con la posibilidad de auto-evacuarse. Al otro día Ala Plástica -grupo de arte-ambiental que centra su labor en la cuenca del Río de la Plata- participó de un relevamiento de la zona. Sus acciones intentan recuperar la participación ciudadana en el pensamiento sobre la ciudad en vez de dejarla en manos del conocimiento especializado.

Más info:
- Informe de Ala Plástica - Greenpeace sobre la situación de YPF
- Consecuencias del incendio de la destilería, Radio Estación Sur


* * *


3.

Las jornadas posteriores -días de sacar los restos a la calle- fueron escenario de una solidaridad extendida. Los vecinos charlaban entre sí, compartían mates, ayudas, se pasaban información de cómo limpiar lo que les quedaba. En ese contexto aparecieron formas espontáneas de enfrentar no solo el desastre material sino su paso por las subjetividades. Se dieron así exposiciones montadas por los propios afectados abiertas al barrio.

Más info:
- Monumento a los inundados en Parque Castelli
- Experimento Semilla


* * *

4.

Al mes de la inundación el municipio realizó la Feria del Libro de La Plata, cuya convocatoria prohibía hablar de la inundación. Distintas editoriales independientes llamaron a un recitado colectivo de poesías sobre la inundación con un resultado conmovedor. El grupo que surgió se llamó La marca del agua y continúa haciendo actividades desde entonces.

Más info:
- Lecturas y recopilación de textos del grupo Lectores salvajes


* * *


5.

No tardaron en aparecer muchas acciones que desde distintos lugares buscaban reconstruir el tejido social. Entre ellas Volver a habitar fue una de las experiencias que mejor logró articular entrevistas, pintadas callejeras y fotografías recorriendo siete barrios de La Plata. Entre mates y latas de aerosol diferentes charlas con los vecinos lograron construir espacios de encuentro.

Más info:
- Mural realizado por la Asamblea de vecinos autoconvocados de Tolosa
- Mural realizado por la organización COB - La Brecha
- Murales en Tolosa y Parque Castelli


* * *

6.

En octubre llegaron los seis meses de la inundación y el reclamo -por memoria, verdad y justicia- fue encaminado por más de trece asambleas barriales y los familiares de víctimas de la inundación. Todo tipo de estrategias visuales se generaron desde esos espacios como afiches que periódicamente llenaban la ciudad marcando la cantidad de meses transcurridos, hasta pequeños textos escritos a mano y pegados desde el sentir personal.

Más info:
- Asamblea de asambleas barriales de La Plata
- Intervención en la Municipalidad de La Plata en febrero


* * *

7.

La inundación también reveló los límites de la ciudad soñada, esa imagen de racionalismo y universidad que opera como una distinción. El agua y tanto como las movilizaciones cruzaron a distintos barrios. Se constituyó otra ciudad más allá de los planos dibujados por Pedro Benoit en el siglo XIX. Una transitada tanto por la solidaridad como por la especulación inmobiliaria y la inacción estatal. En el libro Agua en la cabeza 30 dibujantes y 30 escritores plasmaron postales de esa otra ciudad que emergió en los distintos barrios después de la inundación.

Más info:
- Otros trazados de la ciudad en la infografía del colectivo artístico Libélula


* * *

8.

El desarrollo posterior en relación a la inundación estuvo marcado por el intento por parte del gobierno de minimizar la verdad del número de muertes. Más que una disputa de argumentos pareció una de imágenes. Una interpelación a lo que la imagen puede esconder. Rápidamente en los medios de comunicación se estableció en 51 la cantidad de víctimas, número inverosímil -y caprichoso- que fue rechazado por las organizaciones que nuclean a los afectados. La cuantificación de la muerte rodeo todo el primer año, esculpiéndose imágenes, que presentadas como inamovibles terminaron cambiando. Hoy hay 89 víctimas reconocidas. El libro La Plata Spoon River abordó directamente la voz de las víctimas a través de una invitación a distintos poetas para que escribieran en sus nombres.

Más info:
- Fallo de Juez Arias que eleva a 89 la cantidad de víctimas
- Preguntas tras la controversia de las cifra, por La Pulseada


* * *

9.

El año de la inundación encontró a la ciudad con el mismo reclamo de memoria, verdad y justicia. Se puede pensar las muestras, intervenciones, presentaciones de libros, conciertos como un momento en que la ciudad intentaba, a través de todas las formas comunicacionales a su alcance, construir otro modo de ser, otro régimen de visibilidad. Esto se vió en muchos grupos culturales que se agruparon para estar presentes en la marcha. Fué el caso del colectivo de colectivos Desbordes que montó al aire libre en la Plaza Moreno una galería, una radio abierta, un ámbito de charlas y un cine, un punto de encuentro de diversas expresiones. La experiencia aglutinó más de 30 colectivos y otros tantos expositores.

Más info:
- Mensajes de texto enviados el día de la inundación (Cátedra artes combinadas FBA - UNLP)
- Crónicas de la inundación, del grupo Cocina 501


* * *

10.

Pasado el 2 de abril los ecos continuaron haciéndose sentir en diferentes muestras que se dieron en la ciudad, dando cuenta como las expresiones logran atravesar la coyuntura del reclamo y presentarse en otro tiempo de reflexión. Así la muestra Inundación y después organizada por distintos colectivos e instituciones en el Museo Arte y Memoria de La Plata nos interrogaba sobre “¿Qué nos moviliza? ¿Cuánto dura la solidaridad?”. Decenas de artistas, registros de acciones colectivas en video, instalaciones se dieron cita preguntándose “¿Qué nos pasó?¿Qué memoria construimos?”.

Más info:
- Muestra “Pecados Capitales” de Aixa Cortéz
- Muestra en la vía pública “Aguanegra” en Fuera Fotografía


* * *

11.

El 2 de abril de 2014 la manifestación en la plaza central de la ciudad fue una performance colectiva, mirase por donde se mirase se ensayaban modos de abordar el trauma y transformarlo en acción. Una convocatoria de performance colectiva organizada por intervenir LP, La Joda teatro y Volver a habitar realizó múltiples recorridos a través de nodos claves de la ciudad relacionados con el silencio sobre la inundación. En la sede del diario más grande de la ciudad, en diferentes empresas constructoras y en el municipio se interpeló a los vecinos a retomar los espacios de encuentro.

Más info:
- Monumento a los abrochados, por el colectivo de colectivos.
- Performance de Gustavo Alfredo Larsen “Búsqueda del alma del piano”
- Campaña de entrevistas en la plaza “La Plata no olvida” de Arte al Ataque


* * *

12.

Frente a la desinformación por parte del estado y de los medios de comunicación tradicionales, los medios populares y alternativos de la región jugaron un papel importante para buscar esclarecer los sucesos. Radios, revistas y agencias mantuvieron a la inundación y sus consecuencias en sus agendas cotidianas. No sólo informaron sino que participaron de recursos de difusión y denuncia que no suelen ser las convencionales como la serie de calcomanías Prohibido olvidar que recorrió la ciudad.

Más info:
- Medios populares La Plata, Berisso y Ensenada


* * *

13.

La ciudad dibujada -el sueño una Frankville bonaerense- sufrió el 2 de abril de 2013 una de las peores catástrofes socio-ambientales de su historia. Una lluvia incesante de casi 369 milímetros cubrió La Plata. Como una novela distópica el nuevo milenio la encontró con un aumento del 1361% para la construcción en altura. No faltaron las estrategias comunicacionales que intentaron alertar sobre la especulación, planteando interrogantes y otras cosas antes que edificios, ni informes de distintos organismos. El entallado vestido del sueño racionalista se convirtió sin más en las pomposas galas de la racionalidad del lucro, la lluvia hizo el resto.

Más info:
- Defendamos La Plata
- Sobre el Código de Ordenamiento Urbano de La Plata en Revista La Pulseada


Síntoma Curadores
sintomacuradores.com.ar
Sintoma Curadores en Facebook

por por Síntoma Curadores y Matías López , 28 de Abril de 2014
compartir