Huye con velocidad y desaparece de Angeles Peña y Clara Díaz en Ruby Mag

ruby.jpg

Huye con velocidad y desaparece de Angeles Peña y Clara Díaz
jueves 25 de abril, 19hs en Ruby Mag

Un cazador disparó cierta noche sobre una loba, falló, pero le cortó una pata. Ella huyó saltando.
El cazador se dirigió al castillo vecino para pedir hospitalidad al noble que lo habitaba. Éste, al verlo, le preguntó si había tenido buena caza. Para responderle, el cazador sacó de su bolso la pata que acababa de cortarle a la loba; pero se llevó una gran sorpresa cuando en su lugar, encontró una mano con un anillo. El noble reconoció enseguida la mano de su mujer. Fue a buscarla inmediatamente y la encontró herida y escondiendo su antebrazo. Éste no tenía mano; cuando le unieron la que había traído el cazador, la dama tuvo que confesar que había sido ella, bajo la forma de loba, la que había atacado al cazador y que se había salvado dejando una pata en el campo de batalla.
Historia del siglo XVII Estas cerámicas pueden ser todas las cosas que estaban mientras en otro lugar, ardía una hoguera. Como testigos del misterio y la pasión, observan quietas, en silencio, dispersas. Hay un pájaro sin bandada, uvas dulces, una cabellera, fuegos que no necesitan ser una fogata para mostrar que queman. No hay un ser humano, pero se intuye. Tal vez, ésta es su colección de ofrendas, cosas que dicen: ahí estuve, esto vi, esto pequeño y silencioso, es la profundidad del mundo.
Es una muestra pagana; porque cree en los dioses, pero piensa que están en la naturaleza, en las piedras, en los pájaros, en el aliento agitado de una chica. La flores ya no son ingenuas y no hay nada más oscuro que un bosque. ‘Dios murió’ cuando perdió oscuridad, o se acercó a una oscuridad más humana, fétida y corrupta; cuando perdió magia, cuando le entregó al diablo las cosas más hermosas.El misterio es algo doméstico, éstas cerámicas son la prueba.

Agustina Muñoz

Ruby Mag
Céspedes 3065
rubymag@gmail.com

compartir