Androteoría (Ανδρο θεωρία) blanca.

Autor de la reseñaalejo campos, 19 de Abril de 2013
MuestraTrabajo nocturno
EspacioRuth Benzacar
Artista(s)Carlos Herrera
Técnica(s)Instalación
Inauguración13-03-2013 19:00
Cierre26-04-2013 19:00
El esqueleto de la bolsa.

Caído, incluso desclasado, el bachelor urbano profesional trabaja hasta de noche, lava hasta el dinero, ocupa un dúplex amplio, aunque salga un día del sauna y de golpe se vea viviendo en la calle. Salió sin pensar mucho de la casa familiar a vivir un viril imaginario revisteril, como el que releva Beatriz Preciado en Pornotopía, como si hubiese creído que la construcción de su hábitat y su habitus dependía de Playboy. La caída, vaciado el resto de lo vivido, olvidado, jamás dicho en la vida del sujeto, no toma su razón más que de la estructura que surge, asilamiento y aislamiento. El acto pone en juego lo que a la enunciación le faltó, lo que falta de la acción vaciada –cuando el sujeto pasa entre los dispositivos y cae. El orden de los aparatos y los depósitos, bolsas y cajas, percheros, por su vía ilusoria el cuerpo es inventariado, o pasan a recogerlo para la autopsia. El juego se decide vez por vez, calculando las pérdidas anteriores, aceptando la sugerencia del azar que es capitalista, abandonando su gerencia, el sport encerrado del gym, el lustroso auto abajo, limpiando todos los restos y el malestar del gang-bang. Bien vista, la pala arquetípica es bate, remo y paleta del cyborg masturbatorio. Bien vista, la bolsita de poliestireno –que no es NyLon- sirve de t-shirt para bajar la grasa abdominal y guardarla en una caja, para paliar el abandono del ingreso fijo y la nostalgia de los muebles móviles. ¿Una eficaz síntesis del proyecto moderno tal como se lo vive ahora, preso del pulido y el face? La machine à habiter sin novedad, el hastío de la relajación, la salud como consumo, el goce como esfinge. Cada uno de estos… ¿como llamarlos?… objetos androtécnicos de un hedonismo blanco, son esfinges: portan el enigma de una imagen eficiente. El músculo de la perfomance en la que no queda nada blando ni con olor, el tapón puesto de golpe, la doble botella del tracto intestinal-respiratorio excomulgada. ¿Qué son estas instalaciones a las que limpiamente se les borró el cuerpo? Una arquitectura efectiva en la represión individuada, que ordenando sus archipiélagos espaciales violentos nos convierte a todos en islas, aisladitos rezagados del recuerdo y el rincón. Reprimimos lo que más nos representa –un cuerpo. Después el tipo / élite de todos sus satélites / su fuerza personal dispuesta / a frenar intentos de descenso / en la tasa de ganancia / polimeriza sus cositas / en un atadito al hombro: bolsa de sus bienes que sostiene / monopolio atando cabos / y subvierte el propósito abierto de una bolsa.

http://alejocampos.blogspot.com.ar/
http://www.flickr.com/photos/alejocamposproyectos/

compartir