¡Una zapatilla gigante atravesó la ciudad!


Acción realizada por la Cooperativa Guatemalteca: jueves 27 de septiembre de 2012
Integran la Coope: Eduardo Alcon Quintanilha, Laura Códega, Leopoldo Estol, Renata Lozupone y Paula Massarutti.
Marcha por la re-activación de la Ley 3343 desde la 31 a la Legislatura. URBANIZACIÓN YA!




¡Una zapatilla gigante atravesó la ciudad!
La manera en la que se hacen visibles las tensiones en nuestra sociedad son múltiples y exceden por demás al foco que los medios poseen para encuadrar lo “importante”. Y lo importante es difícil de definir, porque muchas decisiones parecen ser tomadas en cabinas oscuras por razones veladas para la mayoría de nosotros. De todos modos, recibimos y nos alimentamos, inmersos en un flujo constante de juicios que, con la misma suerte de los cadáveres exquisitos, ayudamos a construir.

Es difícil imaginar para nuestro medio la profunda desazón que habrán experimentado los habitantes de la villa del puerto en el año '74 cuando el féretro que contenía los restos de Carlos Mugica se posó sobre humildes caballetes en la iglesia que él mismo había ayudado a construir, la mítica capilla, el Cristo Obrero.

Las reivindicaciones del barrio han resistido numerosos intentos de desalojo cuyas cúspides podríamos marcar en el último gobierno militar y en las tristemente célebres topadoras del intendente Domínguez. Tales intentos nos alejan de la idea de acomodo que aparece en aquellos que pasan rapidísimo por la autopista y con suspicacia culpan a los villeros de abundancia al detectar antenas de DIRECTV en sus medianeras.

A todos los ciudadanos que caminan sobre baldosas y cruzan sendas peatonales –que, aunque gastadas, alguien se ocupó de pintar– les esta dirigida esta misiva.

Urbanizar las villas significa abrir el corazón de una ciudad que se siente europea pero está inmersa en un continente nuevo, donde la migración continúa siendo una búsqueda de bienestar, aunque los acentos cargados de bolsos y anhelos hoy provengan de unos “lejos” que no quedan tan lejos como antes. Son ellos los que nos regalan los sabores de la comida peruana, la tímida generosidad e inocencia en la mirada boliviana y la canción que abunda entre los paraguayos que hablan su propia lengua muy rápido generando desconcierto y sorpresa en algunos niños criollos que más tarde acusarán esos afiebrados saltos como rimas de un embrujo.

Urbanizar las villas significa también estar dispuestos a dejar nuestros miedos atrás. Si hubo un paradigma que se estableció en los '90 fue el de la inseguridad, la poca confianza, el súbito cambio de mano de los bienes y la sensación de que lo público era más que nada un problema. Las villas son barrios obreros, son barrios vulnerables porque están menos equipados que el resto y son proclives a recibir todas las problemáticas que al grueso de la sociedad le cuesta enfrentar y que, por lo tanto, margina y oculta.

Urbanizar la villa 31 es un horizonte chiquito que está más a mano de lo que muchos creen y tiene un organismo que es un ejemplo para la democracia actual, ya que esquiva los partidismos en pos de un objetivo común. Su nombre: la mesa de urbanización. Un espacio de reunión de vecinos y ciudadanos con miras a superar los problemas de infraestructura que los aquejan y también los juicios que los estigmatizan, generando una cultura de exclusión.

La Cooperativa Guatemalteca es un grupo de artistas que no le tiene miedo a la confrontación y que trabaja desde hace tres años generando obras de arte en el barrio que alguna vez cobijó al Padre Mugica. Hoy por hoy sus calles son un espacio de mucha poesía y libertad. Los artistas luchamos por dar a conocer esta riqueza y por devolver al barrio el orgullo de ser lo que es.

Correctora responsable: Candela Potente

Mas imágenes del recorrido haciendo CLICK acá

Cooperativa Guatemalteca Blogspot


La Cooperativa Guatemalteca cuenta con el apoyo del FNA Fondo Nacional de las Artes

por Cooperativa Guatemalteca, 2 de Octubre de 2012
compartir
Libros lentos sobre arte argentino. Editores: Santiago Villanueva y Nicolás Cuello.
Con el apoyo de