Tiempo y lugar en la obra I

Liminaris. Rolando Cisternas en Jardín Botánico Carlos Thays desde el jueves 10 de mayo de 2012 hasta el sábado 30 de junio de 2012.

¿Qué se hizo?.

Facilita el camino empezar con una definición del procedimiento, para establecer su diferencia, su pertenencia, su sentido.

Site-specific: Obra creada para un lugar específico, la cual interactúa con este, con sus funcionalidades y sus características, haciéndose parte de este. A fines de los años sesenta se empieza a utilizar el concepto site-specific [emplazamiento marcado] para definir las obras concebidas específicamente para un lugar concreto, obras que, ubicadas fuera de ese espacio, pierden toda pertinencia porque su reflexión nace a partir de ese contexto.

Contexto, etimológicamente procede del latín vulgar “contextus” que significa enlazado, unido, entretejido, y que a su vez deriva de “contextere”, tejer con (Ardene, 2006, p. 15). Por tanto las obras site-specific, concebidas a partir de un contexto, son obras enlazadas, unidas, tejidas con la realidad 1.

¿Dónde se hizo?.

“Jardín Botánico Carlos Thays”. Inaugurado en el año 1898. Monumento Histórico Nacional. Testigo decimonónico del primer trayecto de un proyecto de nación, de una utopía, entramado en una ciudad del siglo XXI, Buenos Aires.

Es también herencia tipológica de la modernidad, fruto de una mirada racional, disciplinada, que recolecta, clasifica, ordena, estudia y exhibe. Una enciclopedia en tres dimensiones, un museo, cuyo tema es la naturaleza domada, al servicio de la más importante obra del hombre, que lo reúne todo, porque nada que se relacione con aquel le resulta ajeno o indiferente. Todos los asuntos humanos le pertenecen a la metrópolis, nos lo revela el poeta Walt Whitman.

Objetivos recreativos, científicos y paisajísticos, convergieron a la hora de crear este recinto, donde la arquitectura ecléctica del siglo XIX, de origen inglés, y las estructuras metálicas estilo art nouveau, se juntaron con las tres tipologías paisajísticas; simétrica, apaisada y mixta, que a su vez aunaron a tres estilos de jardines, el francés, el romano y el japonés. Hay también en esta composición, un conjunto de esculturas, de diversos autores y épocas, que siguen modelos y motivos clásicos, modernistas y modernos. Geometrías, volúmenes y líneas que dan orden al espacio, generando estéticas, que nos hablan de la matriz cultural que las engendra.
Archivos históricos de los jardines y áreas verdes de Buenos Aires, complementan el acervo y por supuesto, una colección de especies vegetales, clasificadas por su origen geográfico, provenientes de todos los rincones del planeta, así como por sus características genéricas.

Actualmente, en este recinto se desarrollan tres proyectos de investigación, uno de conservación de especies vegetales amenazadas, uno de creación de un ecosistema para que habiten mariposas y uno para recrear un humedal. Además una serie de actividades que lo vinculan con la comunidad desde lo académico, educativo y artístico. Se cumplen con ellos, los nuevos usos y orientaciones de la arquitectura botánica; mayor integración social, conservación del medio ambiente, generación de conocimiento.

Notas.

1- Fernández Fariña, Almudena. “Blinky Palermo: pintura contextual”. Págs. 17 – 18. Acta do I congreso internacional CSO. 2010. Lisboa.

compartir