Mareo, mareo.

El color en el espacio y en el tiempo. Carlos Cruz en Malba desde el miércoles 21 de septiembre de 2011 hasta el lunes 5 de marzo de 2012.

De nuevo el mismo problema... Hace poco tuve una discusión sin solución en torno al uso de los términos geometría y abstracción funcionando a modo de pares: geometría abstracta Vs. abstracción geométrica... (me encanta esta discusión y espero continuar teniéndola)

Es que se tratará de una cuestión del plano?
O acaso sea un problema de entendimiento de la forma?
Tiene que ver este temita con los usos del color?
Se trata sólo, y mirando muy politemente, del punto de vista conceptual de las cosas?

En fin... cada vez que vuelvo a hablar de la pintura abstracta me mareo.

Llego al Malba el miércoles pasado, a encontrarme con varios amigos (día gratis para estudiantes)
al primeo que encuentro es a Michel, venezolano. Lo veo caminado como un estúpido en la sala, lo saludo, nos reímos. Empezamos a mirar juntos. Reconocer las obras en la sala, nos hace caminar juntos como estúpido-s. De a poco va cayendo el resto del grupo y cuando entramos a “la sala de las luces”, no paramos de hacer recorridos contradictorios e inexplicables.

Ya tengo mi primera Tesis: en la muestra de Carlos Cruz Diez caminan como estúpidos los con-centrados.

El movimiento en estas piezas es un fenómeno real (no generado, no representado). El movimiento es forma-parte de la constitución de estas obras y lo lleva a uno, permítaseme la redundancia, al movimiento.
Y ese movimiento, es una fiesta.
La muestra de Carlos Cruz Diez es una fiesta y no exagero.

Pasear por el Malba para percibir estas pinturritas, es una experiencia en movimiento y de eso se trata la vida en general (que placer!)

Un factor que siempre creí esencial de la buena pintura, es su imposibilidad de ser reproducida. En la obra de Carlos Cruz Diez (toda), se hace imposible la reproducción. (ojo!, esta linea no es un tratado en contra de la reproductibilidad, a la cual consideramos como un tipo de fenómeno posible para el arte, un tipo de fenómeno que hace de éste un espacio maravilloso también).

Es que, lo dice Oliveras, “percibir no es, en síntesis, una mera duplicación del objeto”. Percibir es construir algo adentro de uno. Percibimos en acto, tal vez, en el acto de trasladarnos en el espacio. Y ese traslado escapa a la re-presentación, porque nos pone ahí mismo a realizar nuestro gesto de existencia.

La pintura es la artesanía de carácter sacro por excelencia y tiene una fortaleza única: su capacidad fantasmagórica de escapar a los espejos. Las pinturas, luces, fachadas e intervenciones de Carlos Cruz Diez le escapan a todo.

La circulación de la obra pictórica de este venezolano, por su parte, se ve completamente restringida, y eso me encanta, porque me reencuentro emocionalmente (finalizando el 2011) con el sentido de la existencia de las salas de exhibición en los museos.

Pienso, en que miles de textos, y ni hablar de las imágenes, pueden sólo exponer de manera casi pseudo-potencial las características inmanentes de esta obra, que, en su conformación, nos incluye a todos los que paseemos por delante y caminemos de un lado al otro (precisamente como estúpidos). Estamos, de pronto (en el museo) todos caminando y explorando un catálogo finito de matices cromáticos dados.

El color (me voy a poner hiper/actual!) aparece en la obra de una manera que podríamos decir es “en uso”. Uso Artista. Uso espectador. Uso obra. Uso color. Las nociones de uso, más allá del valor utilitario.

La muestra de Cruz Diez, es una verdadera experiencia cinética, porque se trata de moverse, porque parece que aquí es importante marearse.
Mover. Vibrar. Mover y vibrar.

Mi segunda y última Tesis es que si alguien sale de ahí sin imágenes persistentes en su retina, pues no ha visto nada.

..................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................................

compartir