Antología del Inconsciente Colectivo

Antológica 1970 - 2010. Graciela Borthwick en Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori desde el sábado 21 de mayo de 2011 hasta el lunes 20 de junio de 2011.

“Imágenes de una modernidad periférica”. Bien empleado está el término por Alberto Giudici, curador de la muestra de Graciela Borthwick, para caracterizar la obra de la artista. Lo emplea en un intento de abarcar y unificar la vasta producción, entre 1970-2010, que se expone en el Museo Sívori. En el folleto que recibimos Giudici utiliza este término relacionándolo con el origen santafecino de Borthwick y también con ciertos aspectos materiales e iconográficos de su obra, así como con la línea teórica de Joaquín Torres García. En él la noción de “Universalismo Constructivo”, básica para la Escuela del Sur y el arte latinoamericano soñado por él, plantea la reivindicación de nuestra cultura en contraposición con la del norte y la europea, y se basa en la recuperación de la comunión entre el hombre y el orden cósmico, a grandes rasgos.

Podemos vincular esta línea de análisis con otra: la producción de Borthwick tiene una profunda vinculación con el inconsciente colectivo. Remite a lo antropológico, a lo primigenio y primitivo. Nos devuelven a la tierra, a lo originario, a un lenguaje común a todos los seres humanos con el que se expresa la psiquis, más allá de la razón. Por ende, nos aproximamos a la obra porque nos llama, nos atrae por formar parte de algo que constituye un lenguaje universal latente en cada uno de nosotros.

La noción de nomadismo es rescatada por la artista cuando se refiere a su propia producción. Emprendemos un recorrido antológico que nos lleva a hitos en la misma, en la cual la vemos crear empleando distintos materiales y técnicas, símbolos y significaciones. Se sitúa como artista nómade, entonces, en aspectos múltiples.

Las esculturas en madera tienen un fuerte carácter totémico, de presencia firme y contundente en el espacio. Pero, a su vez, transmiten una sensación absoluta de armonía con el mismo e invitan al recorrido. Lo mismo ocurre con las realizadas en tela: se construye una estructura tridimensional muy firme pero a la vez de carácter endeble. No podemos comprobarlo porque está prohibido tocar las obras...qué experiencia tendríamos a nivel perceptual si tuviéramos la posibilidad?. La habilidad de Borthwick radica en suavizar lo duro (madera) y tridimensionalizar lo plano (la tela). La noción de “esculturas blandas” es extensible no sólo a las colocadas en marcos, sino también a las exentas. Nuevamente, madera – tela- cerámica, nos remiten a los materiales primigenios. El táctil es el primer sentido que se despierta frente a las esculturas. Bordes suavizados, texturas pulidas, tela de múltiples colores. Todos los sentidos terminan despiertos en el recorrido. Son obras que llaman al despertar de la percepción.

En las series bidimensionales, dibujos y pinturas, la iconografía es de una pureza sutil. Los retratos nos transportan a las máscaras primitivas. La simplicidades en los trazos impera, lo cual hace de la simbología algo accesible, sin rebusques. Imágenes comunes a todos, reconocibles para todos. Borthwick nos demuestra cómo desde la sencillez se puede transmitir y significar, expresar y crear mucho. Resaltan las obras de una simplicidad formal absolutas, sin hermetismos sino abiertas de par en par a la interpretación. Y nuevamente nos remite, desde el campo antropológico y psicológico, a lo ancestral, a las raíces, al lenguaje universal. Lo zoomórfico y lo antropomórfico emerge como imagen simbólica. Símbolos que la humanidad lleva en su bagaje inconsciente desde el principio de la civilización.

También cabe rescatar el carácter lúdico de la producción. Borthwick ha jugado libremente con diversos medios para expresarse, confiriéndoles un carácter único e irrepetible, propio de su estilo original e individual. La obra en general despierta en el espectador (sobre todo en el caso de la escultura como mencionamos), no sólo la mera contemplación, sino también la necesidad de establecer una conexión más allá de la imagen o el objeto.

compartir
Con el apoyo de