Público Privado

Publico Privado 3a edición. Carla Benedetti, Graciela Ciampini, Viviana Macias, entre otros en desde el sábado 11 de septiembre de 2010 hasta el domingo 31 de octubre de 2010.

Público Privado reúne a artistas cuyos imaginarios abarcan lo subjetivo, los instintos, la intimidad para conectar con la vivencia compartida.
Los dibujos de María Urquijo evocan los mundos de los cuentos tradicionales de la infancia. Las imágenes difusas hablan de la experiencia de lo inexplicable, focalizando en la esencia. María invita a sumergirse en los relatos que forman parte de los miedos y fantasías personales.

Luciana Ortega habla de la intimidad femenina, en relación a la moda, así desfilan calzados y bombachas. Utilizando, mediante el grabado, los recursos de la imagen publicitaria, crea con humor, su propia colección de indumentaria. Luciana toma el principio duchampiano de que todo puede ser arte; para ella sólo se trata de tener una mirada artística, lúdica y libre sobre el mundo cotidiano.

En “Primitiva Mujer” Mariana Gabor, Rosana Antoli, Paola Sigal, Carla Benedetti y Edith D’ Imperio toman la temática femenina con estilos, lenguajes y soportes diferentes.
Gabor pone en imágenes el mito de la mujer salvaje. En sus pinturas, las mujeres se debaten entre fuerzas internas. Mariana pinta desde la espontaneidad, en la instalación escultórica, la búsqueda interior de las cinco figuras, adquiere carnadura.
Con humor y estética de comic, los dibujos de Antolí muestran el crecimiento, en ellos las adolescentes, replegadas sobre sí mismas, buscan comprender las transformaciones corporales que forman parte del desarrollo.
Benedetti utilizando un lenguaje pictórico pleno de color y luminosidad, celebra la vida y los vínculos familiares. Escenas de placer, sensualidad y afecto en paisajes idílicos, hablan de la búsqueda de la vida vinculada a la naturaleza.
La instalación sonora de D’ Imperio conecta con lo más íntimo de la naturaleza femenina. Distintas voces hablando sobre sus experiencias de parto, un único relato con diferentes miradas.
En “Las Cochinas”, Sigal revisa los roles femeninos. Las mujeres de sus pinturas realizan tareas domésticas revelando deseos y vivencias sexuales. El dibujo espontáneo y la particularidad de sus rojos, azules y verdes crean una atmósfera onírica. Paola plantea el contrapunto entre libertad y obsesión como parte de la condición femenina.

En “Constelación de muñecos” de Gabriel Encina y Fernanda Bohigues el intertexto es el teatro japonés bunraku, del cual toman al muñeco “ningyo” como creación artística.
Cada muñeco posee signos que forman parte de la historia del personaje. Es recurrente la referencia a la construcción plástica expresada en la presencia de herramientas y materiales.
Obra que conecta con lo siniestro en torno a la temática de la vida, la muerte y la transformación. Arquetipos expresados mediante la imbricación de lenguajes, donde los textos se vuelven imagen y las imágenes textos.

Graciela Ciampini, toma la fotografía familiar, sus estereotipos y el rol de la memoria, como elementos que transforman las fotos privadas en públicas, al conectar con experiencias colectivas.
En los dípticos, la foto está acompañada por una copia a la que se le ha “borrado” digitalmente un personaje refiriendo al juego entre presencia y ausencia que plantea la fotografía. Los objetos, en alusión a un elemento de la foto, también señalan esa ausencia.
Obra que indaga en la capacidad de la fotografía para interpelar, conmover, recordar y conectar con la mutabilidad de las personas, los ambientes y las cosas.

Melanie Mahler aborda la temática de la memoria en relación a los barrios, las casas y la infancia desde una mirada atravesada por la cultura alemana origen de su familia. Su lenguaje está basado en el uso de colores planos y brillantes, el detalle, la yuxtaposición y el carácter ingenuo de las figuras. Si bien sus imágenes recuerdan el lenguaje de los cuentos infantiles, con técnica minuciosa e imaginación, muestra la transformación de los paisajes de su infancia.

Viviana Macías toma la metáfora del mapa planteando el diálogo entre geografías.
Las fotos cuentan el origen de la obra, un viaje a España, a una zona similar al delta del Paraná y el encuentro con otro artista quien le entrega semillas de arroz. Ese arroz formó parte de “celebración”, obra consistente en una comida compartida sobre platos realizados con barro del delta, en los cuales las líneas, recuerdan esa geografía.
En la performance del 31/10, se repetirá el ritual del arroz compartido, los visitantes comerán sobre los platos y luego los ubicarán sobre la mesa creándose una nueva geografía.
El dar y el recibir es el pensamiento que anima la obra, unión de arte y vida, donde el lenguaje de la comida, se transforma en afecto.

compartir