Figuritas, figuritas

Intercambio de obra, colección personal, caprichitos, colores.
Formateando figuritas, una colección, en un espacio.

Arte-política, imagen, apariencia.
Adjunto los textos, y no más palabras.

“El Probador en el gabinete de arte y política como coleccionista”

agustina pesci/
ana maría benedetti/
ana paula volonté/
analía zalazar/
ariel cusnir/
arturo aguiar/
benito laren/
carla bertone/
cecilia orso/
christian roman/
claudia tapia rabuco/
daniela luna/
diego melero/
gustavo daniel ríos/
jimena fuertes/
josefina zuain/
lucía galli/
luciano burba/
lucila amatista/
maja lascano/
maría josé cabral/
pablo curutchet/
pablo de monte/
patricia martínez/
simone ewerle/
tamara lópez

La politicidad en el mundo del arte puede aparecer de diferentes (deseadas y no deseadas) maneras: desde las más épicas que suponen la implicación de un movimiento artístico con procesos sociales y culturales dinámicos, hasta las más específicas en las que algunos objetos estéticos materiales o inmateriales desacomodan las relaciones sociales o las estéticas convencionales, quizás en relativa soledad y con alguna indiferencia.

La potencialidad política del movimiento u objeto puede manifestarse en el presente, pero también en un futuro en el que ese gesto active experiencias que resulten productivas social y culturalmente.

El del probador es un gesto artístico-político porque asume y problematiza el mercado como un elemento constitutivo del mundo del arte. Llama la atención sobre barreras, más que económicas, culturales, que separan, en un espacio concreto a bichos sociales con simpatías posibles o reales por zonas del arte contemporáneo, de un consumidor efectivo

Es una práctica experimental y política, que interviene en una lucha por la reconfiguración de un mundo artístico concreto, trabajando sobre (y de algún modo construyendo) un potencial mercado de arte contemporáneo.

Lucas Rubinich

Invitado a realizar una muestra en el gabinete de arte y política , es obvio hacer una reflexión sobre la relación del arte y la política, la visión que tiene o puede dar "El Probador" .Lo primero que pienso como uno de los integrantes del mismo es que estamos en una sociedad argentina desencantada de los grandes discursos, en decadencia por miles de motivos, creo que el arte tal como se manifestó no le interesa demasiado a gran parte de la sociedad, al mundo de la política, al estado o a los políticos que en su mayoría se quedaron en una evocación nostálgica de obras de hace ya varias décadas. No significa que entiendan a Berni o a Quinquela, porque solamente compran arte por prestigio social, arte que se pueda poner en una pared….

Para ellos y para la mayoría de la sociedad, los artistas " jodemos", hacemos un poco de ruido, somos unos "locos de mierda"... y nada más…… el sistema deja que algún artista de tanto en tanto aparezca en la tele y diga algunas boludeces para hacerse el snob, esa es la porción de arte que puede consumir la gente.....me pongo a pensar que dentro de algunos años muchas obras de los artistas contemporáneos terminaran en la casa de ricos empresarios y esas obras podrán ser testigos de acontecimientos históricos nobles y no tanto…...,bien estas obras , las de “ahora” marcarán bien o mal una época , una forma de pensar de esta sociedad porteña post crisis del 2001, y dejarán su mensaje de cómo fue su relación con el poder de ese momento, una relación con miles de idas y vueltas con sus coherencias e incoherencias.

”El Probador “, un espacio sin espacio se encuentra esta vez invitado por la galería “Arcimboldo” a exponer su “colección” formada por la compra o el canje de obra con otros artistas, queremos mostrar que es posible tener obras de artistas sin gastar grandes sumas, el mercado del arte contemporáneo es muy reducido, ojala que se amplíe el circulo que no dependa de los pocos coleccionistas que quedan, así más artistas pueden vivir de su verdadera profesión sin recurrir a tareas que los alejan de su verdadera vocación.

Gustavo Daniel Ríos

.........................
............................
............................................
...................................................
.........................................................
................................................................
.......................................................................
............................................................................
..................................................................................
..........................................................

compartir