Disolución de la Orquesta Académica del Teatro Colón

La semana el 20 de noviembre el Director de la Orquesta Académica del Teatro Colón les anunció a sus integrantes que la orquesta será disuelta a partir de la asunción de Sanguinetti en el teatro. Esto se suma a la declaración del mismo Sanguinetti de la suspensión de la temporada 2008 del Colón.
El sábado 8 de diciembre la orquesta dará su último concierto en la Facultad de Derecho interpretando el Requiem Alemán de Brahms.

Carta de Luis María Bragato
Queridos cofores:

En el ensayo del día de ayer por la tarde (jueves), los jóvenes integrantes de la Orquesta Académica del Teatro Colón, fueron impuestos por su director, el maestro Carlos Calleja, de la desgraciada noticia, que esa insustituible escuela de futuros músicos de nuestro país, será desactivada a partir del comienzo de la gestión del Sr. Sanguinetti. En efecto, el Requiem Alemán de Brahms, será el último concierto que brinden este puñado de talentosos jóvenes en la Facultad de Derecho. El Requiem de Verdi en el Coliseo, con los Cuerpos Estables del Teatro casi simultáneamente. ¿Casualidad? Lo que estamos padeciendo, no será el sepelio de la música en Buenos Aires. Recuerdo haber leído alguna vez una frase de Don Ernesto Sábato: "La casualidad es una buena excusa para los ingenuos". El maestro Calleja, está intentando por todos los medios salvar a esta orquesta. Al parecer se procedería a cambiar el nombre de la misma, y ésta pasaría a ser parte del Instituto Superior de Arte del Teatro, pero al solo fin de servir como acompañante de los estudiantes en las carreras de canto, ballet y dirección orquestal. Creo innecesario contarles el clima de decepción que observé a la salida de éste ensayo en los rostros de todos los chicos. (Como creo ustedes saben, mi hijo Bruno integra la orquesta como violoncellista). Fueron vanos mis intentos de consolarlo en el viaje de regreso a casa. Ninguno de ellos está dispuesto a prestarse a semejante despropósito. Están buscando el medio de poder proseguir fuera del ámbito del Teatro con su orquesta y haciendo el repertorio que sirva a su formación para el futuro, y no otro, para el cual la orquesta no fué creada. Si a ésto le sumo el hecho de que desde hace cuatro meses ha dejado de abonárseles el magro viático que percibían ( $150 por mes), por cuanto la Fundación Teatro Colón, al no haber más visitas guiadas ha dejado de recaudar, y aparentemente quien era el sostén económico de la misma, no está dispuesta a sostenerla en el futuro, concluyo que el comentario desesperanzado de mi hijo anoche, no dejaba de tener coherencia. "Si yo hubiera sabido ésto, en lugar de estudiar diez horas por día, me hubiera metido a trabajar en un negocio de hamburguesas" . Pero entonces amigos, creo que ha llegado el momento de presentar armas.

Transcribo el último mensaje de Susana De Simone "Por mi cuenta agrego: ¿No podemos organizar alguna forma de protesta contra todo esto? Una cadena de emails acabó con la payasada del nombramiento de Rodríguez Felder. ¿Por qué no intentar algo similar ahora, o vamos a dejar que todo siga igual, con el consentimiento tácito de todos, los que apoyan y los que se oponen?". Lo suscribo, lo hago mío, y me dirijo a todos para que nuevamente nos pongamos en movimiento para defender el patrimonio que nos pertenece, aquello que nos da felicidad, y que hace que nuestro transito por la vida tengo algún sentido.
Luis María Bragato

compartir