Vicente Grondona en Braga Menéndez

Vicente Grondona. Vicente Grondona en Braga Menéndez Arte Contemporáneo desde el martes 7 de agosto de 2007 hasta el sábado 15 de septiembre de 2007.

Una vez que se da un paso dentro de la sala 3, la mirada ansiosa se encuentra con una serie de figuraciones vagas, monocoloreadas, que impresionan por su efecto stone washed. Tenemos grafismos que enmarcan algún tópico ubicado en el centro. Los trazos y vericuetos, lo repetimos, son grafismos (graphein, escribir, dibujar). Pero esa intrincada textura visual está, a la vez, definitivamente aplanada. Es que la línea, la curvi-línea, vive de negar, vive de la ausencia, es aquello que se comió la lavandina. Al recorrer se sabe enseguida de qué se trata (¿o no?). Se está ante escenas edénicas...Parecen ser los personajes, las composiciones y los objetos del paraíso, perdido y lavado. Es un ave, tiene pico, plumas, pero ¿es un ave caribeña o la paloma gordita del Sagrado Corazón De? Algunas telas son grandes, otras medianas y otras pequeñas, como de 35 cm de lado. Estas últimas van sueltas o arman algo con las grandes. Depende. En una de las pequeñas, primer plano del dolor desgarrando un rostro (siempre monocromía y lavandina, cabe recordar). Pero en otra, de las medianas, una mujer, presuntamente una clase de Eva, goza divina y transgresora, de ciertas delicias manipulatorias, amoroso servicio que le es ofrecido en el medio de una selva tropical. Destacada por escapar a la monocromía y pudiera ser también al lavado, una gran tela se ha dedicado enteramente a la presencia-ausencia de la Luz Magnífica. No hay aquí rastro alguno de figuración salvo que se deje esa categoría antropológica de lado para decir directamente que el blanco que viene del fondo (que no es lavado como los otros, que tiene algo de cegador o incadescente) representa un poder creador, originario ¿Es Dios o es Harry Potter o es los dos o no es ninguno? Es que no se distingue bien.

compartir