NEGATEC II: La Castidad

Sin duda, un capítulo aparte merece la obra “La Castidad” de ROBERTO JACOBY y SID KROCHMALNY. Una obra relacional, presentada en el marco de la muestra NEGATEC en el Espacio Fundación Telefónica.

Si una pausa merece la muestra NEGATEC presentada en el Espacio Fundación Telefónica, es la obra Video-Instalación de ROBERTO JACOBY y SID KROCHMALNY, “La Castidad”. Allí aparece otra vez la dualidad y la aparente ambigüedad de contenido y mensaje que caracteriza toda la muestra.

En la obra, nos encontramos en un escenario preparado para dos, sobre una tarima, una especie de cama, que guarda las huellas de otros cuerpos, arrugas, lo infraleve; luz tenue, almohadas y almohadones, enfrentados a una pantalla. Todo preparado para que dos espectadores por vez, atraviesen esta experiencia estética. Sin embargo algo los separa; dos auriculares nos introducen en la video instalación que intenta explorar el mundo de la castidad, en un mundo donde; como define JACOBY: "La hipersexualización domina la mayoría de las creencias y acciones humanas". Aquí, el tratamiento del amor, o bien la recuperación del amor platónico, tiene mucho que ver con lo que sucede con la tecnología. La tecnología cuando nos permite interactuar con el otro, lo hace siempre a través de un encuentro virtual, mensajes de texto, amores por Chat, encuentros por Web Cam, amores sin contacto. La hipersexualidad nos ha llevado a una especie de castidad.

Existen hoy miles de relaciones fundadas en amores que nunca llegarán a concretarse físicamente, pero si serán relaciones donde las mentes podrán unirse poderosamente. Como la imagen que define la muestra, dos caminos que sin tocarse pueden ir hacia el mismo lugar.

Los actores se preguntan, ¿Cuál puede ser la imagen que represente nuestra unión?
Bien puede ser ese camino de huellas paralelas que marcan el recorrido grabado en la tierra de aquellos que han caminado juntos. O también, la imagen con la que cierra y abre el video de la obra; dos hojas que apenas se rozan por el viento, aunque pertenezcan a la misma rama, del mismo árbol y que nacen de una misma raíz.

En la obra, el encuentro platónico se produce entre dos actores, entre dos artistas, entre dos espectadores.
Quizá entonces la imagen sea; como dice André Comte-Sponville en su "Pequeño Tratado de las Grandes Virtudes": La idea de una humanidad en la que se ligan todos los hombres, en nombre de una humanidad común, de una vida común y de una fragilidad común.

Gabriela Maria Felitto Müller

compartir
Libros lentos sobre arte argentino. Editores: Santiago Villanueva y Nicolás Cuello.
Con el apoyo de