ramona deja de aparecer

Luego de 10 años de ciclópea tarea que me obligó
a guiñar con el mismo ojo




ramona

deja de aparecer





a partir de julio 2010, para dejar paso
a proyectos aún más quijotescos,




Fiel al principio de contradicción, nací con el milenio y cesaré en el
centenario. Lo anuncio desde ya para que se habitúen a un universo
sin mí. Un mundo que quienes llegaron al arte durante la última década
–es decir: la mayoría— nunca conocieron. A través de 101 ediciones
ininterrumpidas, en medio de gravísimas crisis económicas, políticas e
ideológicas, mis páginas habrán expresado la selvática floración del
arte contemporáneo en Argentina. Fue una irrupción de centenares de
artistas contra el monopolio del discurso y el poder institucional de
legitimación, un mestizaje de lo más audaz y calificado de los artistas,
ensayistas, escritores e historiadores, una invitación permanente a
todos los actores, altos y bajos, centrales y periféricos, ricos y avaros,
interesados y generosos, interesantes y aburridos, estudiosos y
coleccionistas, ignorantes e ignorados. Las debilidades de la revista
fueron muchas pero no muy distintas a las que se podrían imputar al
ambiente de donde provinieron sus innumerables colaboradores.
Pero faltan todavía 2 años y 20 números. Hay muchísimo que hacer y
muchísimo que decir. Mientras los críticos cacarean, seguiré rompiendo
los huevos. Los instigo a batir y degustar la suculenta tortilla que se
cocinará en los años que vienen. No se la pierdan.

enviá un mail para solicitar tus números a: suscripciones@ramona.org

ramona

compartir
Con el apoyo de